18 de marzo de 2020
18.03.2020
Faro de Vigo

Inditex abre la puerta a un ERTE para mantener "todo" el empleo y ensaya la fabricación de material sanitario

El grupo abanderado por Zara aplicará las herramientas anunciadas por el Gobierno "para asegurar la forma más eficaz" de conseguir su objetivo | Las ventas se desplomaron un 24% en la primera quincena del mes | La compañía deja en el aire el pago de dividendo al accionista

18.03.2020 | 12:52
Sede central de Inditex en el polígono de Sabón, Arteixo (A Coruña). // Casteleiro

Por todo lo que representa como el gigante mundial que es del textil y uno de los motores económicos de Galicia y de toda España, una parte importante de la atención en la crisis del coronarivus hoy se centra en Inditex. La compañía presentaba resultados anuales. Aunque eso era casi lo de menos. El grupo abanderado por Zara batió su récord de facturación en el ejercicio de 2019, con cerca de 28.300 millones de euros, y un beneficio de 3.639 millones, un 6% más. Pero, ¿y a partir de ahora? "La situación excepcional hace imposible hacer previsiones", admitió Pablo Isla, su presidente, durante la conferencia con los analistas para detallar las cuentas.

De hecho, las ganancias serían incluso superiores, de 3.855 millones, pero el holding ha tenido que restar 287 millones para provisiones en vista del deterioro del negocio por los efectos del Covid-19. En la primera quincena del mes, las ventas se desplomaron un 24,1%. "Dada la situación actual de incertidumbre provocada por la pandemia, no se dan las condiones necesarias para tomar la decisión adecuada sobre el reparto de dividendos", anuncia la firma.

La "extraordinaria" solvencia juega a favor de la compañía para afrontar "con garantías" este nuevo ejercicio tan absolutamente raro, con la premisa de que, efectivamente, el impacto de la situación será "muy significativo". La orden interna de la cúpula es preservar "todo el empleo", complementando la retribución "en caso de que sea necesario durante este periodo". Alrededor de la mitad de tiendas del grupo están ahora mismo cerradas. En China, y es una de las buenas noticias, han ido reabriendo y solo quedan 11 cerradas de las más de 600 que suma allí.

Inditex asegura que para "asegurar de forma más eficaz este objetivo" de blindar la plantilla "se van a estudiar todas las herramientas que el Gobierno puso ayer a disposición de las empresas". Los analistas preguntaron directamente a Isla por un posible ERTE. Sin admitirlo directamente, el presidente de la mayor empresa del textil del mundo aseguró que las soluciones se buscarán "país por país teniendo el cuenta todos sus grupos de interés" con "decisiones balanceadas". "Es tremendamente importante garantizar que donde las tiendas físicas estén cerradas pueden seguir manteniendo el negocio online y eso es lo que está ocurriendo, dando continuidad al negocio", apeló.

La cadena de aprovisionamiento, según Isla, opera con "total normalidad". Toda ella, junto con la logística y la gestión comercial, "muy especialmente desde China", está a disposición del Gobierno "para atender las necesidades de urgencia, tanto de material sanitario como textil". Al menos se hará un envío semanal del material que Inditex compre directamente. A las 10.000 mascarillas donadas se unirán previsiblemente otras 300.000 esta misma semana. Además, el grupo trabaja para traer material que el Ejecutivo considera urgente (máscaras, guantes, gafas protectoras, gorros, calzas y protectores faciales) e incluso explora "la capacidad de convertir parte de nuestra capacidad de fabricación textil a producción de material sanitario". El equipo de producción trabaja en eso, con la posibilidad ya identificada de confeccionar batas protectoras en España "para lo que es necesario realizar una serie de ajustes sanitarios y confirmar la disponibilidad de materia prima".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook