18 de marzo de 2020
18.03.2020
Faro de Vigo

El comité de Unísono paraliza la actividad en el centro de Vigo; la dirección de la empresa no contempla su cese

Uno de los empleados dio positivo por coronavirus | La empresa asegura que se han tomado las medidas de seguridad necesarias para seguir

18.03.2020 | 16:08
El comité de Unísono paraliza la actividad en el centro de Vigo; la dirección de la empresa no contempla su cese

El comité de empresa de la call center Unísono ha paralizado la actividad en el centro que la compañía tiene en Vigo. Lo ha avanzado el sindicato CIG, que ha clamado contra un "riesgo masivo de contagio" dada la aglomeración de personal en un espacio reducido y después de que uno de los trabajadores hubiese dado positivo por coronavirus. La plantilla llevaba días reclamando el cese de los trabajos en este centro, sin éxito. En estas instalaciones trabajan más de 850 personas.

"Una vez decretado el estado de alarma se constató que no se estaban cumpliendo los requisitos mínimos de prevención de riesgos y protección de las personas establecidos por las autoridades sanitarias", enfatizó la central nacionalista en un comunicado. "Los equipos, con el ratón, el teclado, los cascos e incluso el micrófono son compartidos por dos o tres personas el mismo día", ahondó. El comité ha recurrido al artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para proceder a esta paralización forzosa. 

La dirección de la empresa niega que se vaya a producir el cese

Desde la dirección de Unísono aseguran que la empresa cumple con las medidas de seguridad necesarias para garantizar el trabajo de todos sus empleados. "Hoy la Inspección de Trabajo de Vigo y los sindicatos llamaron a la policía; pudieron ver que hay un puesto sí y uno no, por lo que cubre la distancia de seguridad de un metros", han asegurado a Faro de Vigo. 

Desde que se ha confirmado el caso positivo en el centro, se ha procedido a desinfectar la zona y ya trabajan solo la mitad de los empleados que forman parte de los servicios esenciales que ha fijado la empresa. Así, el 50% de los trabajadores en Vigo realizan sus tareas de forma remota, teletrabajando, para poder seguir con las recomendaciones del Gobierno. Con el refuerzo de la limpieza y la separación entre los trabajadores, aseguran que  el servicio de inspección sí considera que se cumplen las condiciones necesarias para continuar con la actividad. "No hay un cierre de un centro ni un cese de la actividad, nos han dicho que cumplimos". 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook