Acciona, en consorcio con la gallega Copasa y la japonesa Hitachi, ha sido invitada a competir por la construcción de un tramo del trazado de AVE que está previsto se complete en California (Estados Unidos), un contrato estimado en 1.600 millones de dólares (unos 1.430 millones de euros). En caso de lograr el contrato, el grupo que preside José Manuel Entrecanales desembarcaría en el negocio constructor estadounidense, un mercado estratégico para la compañía en el que desde hace años está presente con la división de energías renovables.

Acciona lidera uno de los tres grupos de empresas que la California High Speed Rail ha seleccionado e invitado a presentar ofertas para hacerse con el tramo, según informa esta entidad pública promotora de la infraestructura. El consorcio con sello made in Spain, en el que también participa la ingeniería Typsa, competirá con otros dos, uno canadiense y otro local. Se trata del formado por Bombardier, la italiana Salcef y la local The Weitz Company, y del integrado por las estadounidenses Fluor, Balfour Beatty Infrastructure, Aecom y Egis Rail.