Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PSA Mangualde aspira a que los coches eléctricos representen el 70% de su producción en 2025

La factoría, dirigida por el vigués José María Castro, precisa de apoyos del Gobierno luso a un proyecto de 18 millones de euros del grupo galo

El vigués José Maria Castro, primero por la izquierda, junto al ministro de Economía luso, Pedro Siza Vieira, a su lado. // PSA

El vigués José Maria Castro, primero por la izquierda, junto al ministro de Economía luso, Pedro Siza Vieira, a su lado. // PSA

La dirección de la planta del Grupo PSA en Mangualde, Portugal, aspira a que su producción en 2025 esté protagonizada por los vehículos eléctricos, representando al menos un 70%. Así lo explicó a los medios lusos su director, el vigués José María Castro, tras una visita del ministro de Economía portugués, Pedro Siza Vieira. En sus declaraciones también informa que la planta tiene "preaprobado" un proyecto por parte del grupo galo valorado en 18 millones de euros para la producción de vehículos híbridos. "Sin ese proyecto, la fábrica se quedaría con apenas un 30% de volumen, lo que en este mundo no es viable; es un proyecto vital para la fábrica de Mangualde", explicó Castro al medio Dinheiro Vivo, que explica que el director recordó la importancia de que el Gobierno portugués apoye el proyecto a través de la agencia de inversiones del país, la Aicep, así como de los propios trabajadores.

Según explicó el director vigués, el proyecto está relacionado con la producción de los vehículos comerciales ligeros (Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Opel Combo) y los detalles se conocerían a finales de año. Lo que sí indicó al mismo medio es que se trata de una iniciativa "preaprobada por la dirección general de PSA". "La fábrica que estamos imaginando para 2025 tendrá cerca del 70% de los volúmenes de producción en versiones electrificadas", apuntó Castro.

Sin embargo, para lograr ese objetivo es vital que se concrete el proyecto de 18 millones de euros. Y, para ello, el Gobierno luso debe prestar apoyos, algo sobre lo que Castro no tiene dudas.

Más complicado parece que lo tienen en el apartado laboral. Según el director del planta, en las próximas semanas llevarán a cabo reuniones con los trabajadores para "crear las condiciones de paz social necesarias para consolidar el proyecto". En 2019 hubo conflictos en la factoría que finalizaron a final de año con la condición de "reiniciar" las relaciones y "respetar lo que sea acordado". "Esperamos una respuesta, que esperamos positiva para poder sentarnos y negociar", explicó Castro al mismo medio luso.

Las declaraciones del director vigués se produjeron en medio de una ronda de visitas del ministro Vieira a diferentes plantas del sector de la automoción establecidas en el país: PSA Mangualde, Autoeuropa, Mitsubishi Fuso y CaetanoBus. "Si la búsqueda de vehículos eléctricos sigue creciendo, estoy convencido de que lo que tenemos que hacer es ayudar a las empresas portuguesas a acompañar en ese cambio, para ser capaces de responder", apuntó el ministro de Economía.

En este sentido la planta de CaetanoBus, en Vila Nova de Gaia (norte de Portugal), toma la delantera con la fabricación de autobuses eléctricos y también con pilas de hidrógeno.

Compartir el artículo

stats