26 de febrero de 2020
26.02.2020

PSA mejora sus beneficios récord pese a vender un 10% menos

El grupo esquiva la caída en China y apuntala la fusión con FCA

26.02.2020 | 11:18
Carlos Tavares durante la presentación de resultados. // Christophe Petit Tesson

El Grupo PSA, con factoría en Vigo, finalizó 2019 con récord de beneficios por segundo año consecutivo al lograr 3.584 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,7% respecto a los 3.295 millones de euros contabilizados en 2018. Según informó la empresa francesa en una rueda de prensa en París, la evolución positiva se debe, principalmente, a la política de reducción de costes que está implementando el consorcio y al mix de producto favorable. Estos dos factores lorgaron compensar otros aspectos como el tipo negativo de cambio de divisa y el aumento del precio de las materias primas.

El presidente del grupo automovilístico, Carlos Tavares, aseguró ante los medios que los equipos de la compañía lograron unos "grandes resultados" en 2019, gracias a la agilidad y al enfoque centrado en el cliente y socialmente responsable.

"Estamos preparados para la transición energética y todos los equipos están concentrados para ofrecer a nuestros clientes una movilidad limpia, segura y accesible. Orgullosos de nuestro modelo de negocio y de nuestro espíritu luchador, que han demostrado su eficiencia, estamos impacientes por entrar en una nueva era con el proyecto de fusión con FCA", sentenció el directivo.

En 2019, el consorcio francés ingresó un total de 74.731 millones de euros, lo que representa una leve subida del 0,9% respecto a la cifra de negocio de 74.027 millones de euros con la que cerró el ejercicio 2018.

La multinacional automovilística registró un beneficio operativo anual de 4.668 millones de euros, un 6% más, mientras al cierre del año obtuvo un resultado financiero negativo de 344 millones de euros (-446 millones en 2018).

Por su parte, la filial financiera del consorcio, Banque PSA Finance, cerró 2019 con un beneficio operativo de 1.012 millones de euros, un 7,8% más, mientras que el fabricante de componentes Faurecia ganó 1.227 millones de euros, un 2,9% menos.

Al término del año pasado, la compañía automovilística incurrió en unos costes de reestructuración de 1.531 millones de euros, lo que representa un fuerte aumento del 45% respecto a los 1.051 millones de euros que destinó a esta partida en 2018.

De cara a 2020, la empresa prevé que Europa y Rusia experimenten caídas de ventas del 2% y el 3%, respectivamente, y anticipa una estabilidad en Latinoamérica. La estimación para China se mantiene incierta por la posible incidencia de la expansión del coronavirus.

En el período comprendido entre 2019 y 2021, la corporación capitaneada por Tavares trabaja con el objetivo de registrar un margen operativo ajustado de la división de Automoción por encima del 4,5%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook