17 de febrero de 2020
17.02.2020
Faro de Vigo

La 'tasa Tobin' en España: las diez claves de la nueva ley que grava las transacciones financieras

El Gobierno prevé que la recaudación tras su entrada en vigor sea de 850 millones

17.02.2020 | 19:17
El Gobierno prepara un nuevo impuesto // FDV

El Gobierno prevé aprobar mañana el proyecto de Ley del Impuesto sobre las Transacciones Financieras, que gravará la compra de acciones de grandes empresas españolas y con el que espera recaudar 850 millones de euros.

Este proyecto de ley ya fue aprobado por el Consejo de Ministros en enero de 2019, pero su tramitación decayó por la convocatoria de las elecciones generales.

La tasa Tobin debe su nombre al economista estadounidense James Tobin, que fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1981. La idea inicial del impuesto era gravar las operaciones de conversión entre divisas que se producen al contado. No obstante, desde su creación, algunos países han planteado la tasa como un medio más de generación de ingresos para el desarrollo económico y social del país, en situación de baja disponibilidad presupuestaria. El Gobierno de Pedro Sánchez prevé recaudar 850 millones de euros.

Desde el sector financiero, la CECA considera que el establecimiento del impuesto sin coordinación con otros países europeos puede producir "un daño en la competitividad del mercado de capitales español y la deslocalización de operaciones". Los técnicos de Hacienda (Gestha) aseguran que los impuestos darán "una mayor equidad y suficiencia al sistema tributario", aunque consideran sobrevalorada la previsión de ingresos.


Estas son algunas claves del texto de la ley tal y como se aprobó entonces y que previsiblemente apenas sufrirá modificaciones.

  1. El impuesto gravará con un 0,2 % las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros.
  2. El Ministerio de Hacienda publicará anualmente, antes del 31 de diciembre, la relación de empresas cuyas acciones están sujetas al impuesto cada año y que serán las que superen los 1.000 millones de capitalización a 1 de diciembre del año anterior.
  3. El intermediario financiero será el encargado de liquidar el impuesto, con independencia de si actúa por cuenta propia o de terceros y sin tener en cuenta la residencia de las personas o entidades que intervengan en la operación.
  4. La base imponible del impuesto es el importe de la contraprestación, sin incluir otros gastos asociados.
  5. No estarán sujetas al impuesto las salidas a bolsa, las reestructuraciones empresariales, las operaciones entre sociedades del mismo grupo ni las cesiones de carácter temporal.
  6. El Gobierno espera recaudar 850 millones de euros al año con este impuesto.
  7. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) rebajó en su momento la estimación de recaudación a una horquilla de entre 420 y 850 millones.
  8. El impuesto entrará en vigor tres meses después de su publicación en el BOE.
  9. El Gobierno prevé dedicar la recaudación de este impuesto a financiar las pensiones.
  10. La ley del impuesto especifica que España no abandona la cooperación reforzada que desde 2013 mantienen diez países -España, Alemania, Francia, Italia, Eslovenia, Austria, Portugal, Eslovaquia, Grecia y Bélgica- para introducir una tasa a las transacciones financieras o "tasa Tobin" común
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook