Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ritz baraja la retirada de bloques de Havila para "liberar espacio" en Barreras

Para que las gradas "queden útiles por si sale algún contrato de los que está negociando"

Estado de construcción del proyecto Havila, en las gradas de Barreras. // Google Earth

Estado de construcción del proyecto Havila, en las gradas de Barreras. // Google Earth

Apenas habían empezado a coger forma en las gradas 1 y 2 de Hijos de J. Barreras cuando los cruceros Pollux y Polaris, las construcciones 1710 y 1711 del astillero vigués, dejaron de crecer. Los incumplimientos económicos de la naviera Havila Kystruten, primero, y los problemas de diseño, después, paralizaron un proyecto de 300 millones de euros el pasado 5 de julio. Desde entonces son dos moles de acero que ocupan parte de los 60.803 metros cuadrados de superficie portuaria en régimen de concesión. Se ensamblaron 19 y 16 bloques de cada uno de los buques, amén -detallan fuentes próximas a la compañía- de otros 25 esparcidos por el astillero. El contrato fue cancelado en noviembre, sin que las negociaciones para revertir aquella decisión hayan dado sus frutos. La sociedad que ha asumido la tarea de reflotar Barreras, Cruise Yacht Upper Holdco (Ritz-Carlton Yacht Collection es su marca comercial) baraja ya la retirada de bloques a fin de "liberar espacio" en el astillero.

El planteamiento pasa por "despejar la grada para que queden útiles, por si sale algún proyecto distinto" de los que "tiene negociado", exponen fuentes de toda solvencia en referencia al consejero delegado de la naviera, Douglas Prothero. Otras fuentes internas de Barreras constatan esta misma intención, sin concretar la magnitud de esa retirada de bloques y materiales adscritos al proyecto Havila. "Para futuros proyectos el espacio es necesario, si no se le va a atascar", resumen. El propio comunicado de Cruise Yacht avanzó este lunes un "considerable interés del mercado por otros proyectos de nuevas construcciones para una reestructurada Barreras", sin mención alguna ni a los cruceros de Havila ni al ferri de Naviera Armas. Y la propia armadora, en reuniones bilaterales con auxiliares de aceros, también adelantó negociaciones con navieros de Estados Unidos y México. Lo hizo, en algunos casos, para "convencerlas" de que no formulasen ninguna demanda de reclamación de deuda hasta que el plan para reflotar el astillero esté plenamente ejecutado.

Prudencia

Dada la judicialización del conflicto con Havila -Barreras la acusó de haber precipitado su insolvencia, en un cruce de acusaciones que se dirimirán en la Corte de Londres-, ambas partes han optado por una prudencia extrema a la hora de referirse a esta crisis. FARO ha tratado de obtener una valoración de la firma noruega al rescate del astillero ejecutado por Ritz, sin éxito; la centenaria atarazana vinculó la salida de los cuatro depósitos de GNL de Bouzas, impagados a Kongsberg, a cuestiones aduaneras. "Ninguno de los dos dará un paso sin autorización de sus abogados", refieren desde el sector, que atribuyen a esta misma razón el silencio sepulcral de Armas.

Pese a la complejidad de la reestructuración de Barreras y a las numerosas incógnitas que quedan por despejar, el equipo de Prothero irá poco a poco retomando el pulso y las riendas de la compañía. "Ya están pidiendo planificaciones, Victor Cai (el director financiero de Cruise Yacht) ya está con los números..." En el astillero confían en que esta "nueva etapa" empiece a carburar a la vez que se clarifique el futuro que le espera al mayor constructor naval privado de España.

Compartir el artículo

stats