Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La filial Efripel no se ocultó por el "Vega 5", como publicó FARO

El Vega 5, secuestrado el 28 de diciembre de 2010 a casi 250 millas de la costa somalí, pertenecía a la sociedad Efripel Entreposto Frigorífico de Pesca de Moçambique. El buque y la compañía eran de Grupo Pescanova SA. No era oficial, ya que fue una de las cinco filiales que se habían retirado del perímetro de consolidación. Durante su intervención como acusado el expresidente Manuel Fernández de Sousa argumentó que esa retirada de Efripel -con dos barcos y cuotas de pesca- del mapa de sociedades del holding obedeció a ese secuestro y a la necesidad de "proteger a nuestros tripulantes, a Pescanova y a España". No era posible, como advirtió FARO tras su declaración (y recogió en su edición del 12 de diciembre pasado). Y así lo quiso recordar ayer el fiscal Juan Pavía durante el interrogatorio de Joaquín Viña Tamargo. El contrato con una firma presuntamente instrumental para ocultar Efripel de los registros de la multinacional se firmó en octubre; el tangonero, con 24 tripulantes a bordo -dos de ellos (Alfonso Rey y Alfonso García) gallegos- fue secuestrado dos meses después. "Si hay alguna explicación yo la desconozco", terminó diciendo Viña.

Compartir el artículo

stats