SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portugal facilita con rebajas fiscales la inversión de 102 millones de cuatro empresas de la automoción

El Gobierno firma rebajas fiscales para cuatro empresas del motor que invierten 102 millones para crear 408 trabajos de aquí a 2024

Trabajadores de una de las plantas de Borgwarner. // FDV

Trabajadores de una de las plantas de Borgwarner. // FDV

La multinacional de componentes norteamericana BorgWarner va a inyectar 9 millones de euros en su planta del norte de Portugal, lo que conllevará la creación de casi 150 nuevos empleos en los próximos dos años. La inversión, que llega acompañada de unas rebajas fiscales por parte del Gobierno liderado por António Costa, choca frontalmente con los planes de la firma para su factoría viguesa, a cuya plantilla anunció este año un plan de reestructuración que supondrá la reducción de entre 80 y 90 puestos de trabajo. Además de BorgWarner, otras tres empresas del motor recibirán estos privilegios por parte del país vecino. Entre las cuatro prevén crear 408 empleos de aquí a 2024 tras la inversión de un total de 102 millones de euros.

Tal y como publicó FARO, el plan de BorgWarner en Zamáns pasa por "garantizar la viabilidad y el futuro de la empresa en Vigo" y viene precedido de una reducción de casi un 20% de su plantilla (ahora son 502 trabajadores) en el último año. La justificación para este nuevo recorte estaría en una caída del 12% en los pedidos para 2020 debido al cerco a los motores diésel y su consiguiente merma en las ventas.

Y es que la planta viguesa sigue siendo 100% de motores diésel, lo mismo que sucede en la factoría lusa creada en 2014 en Viana do Castelo (en la freguesía de Lanheses). Ahora falta saber el destino final de esos 9 millones de euros de inversión, que en principio no estarían destinados a ampliar las instalaciones y que podrían ser para intentar atraer proyectos vinculados a motores gasolina, tal y como reclamó el comité de empresa de la planta viguesa para la factoría de Zamáns.

Más inversiones

Las ventajas fiscales para el plan de BorgWarner al otro lado de la raia fueron aprobadas a finales de la semana pasada por Lisboa. El Consejo de Ministros dio luz verde a estas medidas enmarcadas en el llamado Código Fiscal do Investimento, que tienen por objetivo atraer empresas e inversiones con favores en forma de exenciones y deducciones fiscales en todo tipo de impuestos. En este caso son nueve las compañías que se verán beneficiadas a cambio de invertir un total de 385 millones de euros y de crear casi 1.600 puestos de trabajo (1591, concretamente) en los próximos años.

En esta lista de firmas aparecen otras tres especializadas en componentes para la automoción. Entre ellas está la española Gestamp, que ampliará la factoría de Aveiro con 20,6 millones de euros y creará 35 puestos de trabajo hasta 2023 (14 de alta cualificación).

También en Aveiro está la francesa Eurocast, que creará 173 puestos de trabajo hasta finales del próximo año tras la inauguración en 2015 de la factoría en la zona de Estarreja. En total, la multinacional del automóvil del Grupo GMD invirtió 49,7 millones, pero es ahora cuando el Gobierno anuncia la concesión de estas rebajas fiscales.

De igual forma, la firma TGM Automotive, especializada en componentes textiles, ha previsto la inversión de 23,2 millones para crear 52 puestos de trabajo. Situada en Guimarães, la empresa pertenecen al grupo TGM, asentado en Braga.

El siguiente sector que destaca en esta ronda de rebajas fiscales es el turístico. Tal y como publicó este periódico el pasado sábado, entre los proyectos está el plan de la gallega Sandra Ortega -hija del fundador de Inditex, Amancio Ortega- para levantar un resort sostenible a través de Ferrado Nacomporta y de una inversión de 164,1 millones de euros. Creará 318 empleos al sur de Lisboa. A ello se suman los proyectos turísticos de las firmas Nozul Algarve (67 millones y 144 trabajos) y Vila Galé Internacional (5,4 millones y 20 empleos).

Para completar la lista están la entidad francesa Natixis y la aeronáutica Lauak Aerostructures. La primera crecerá en Portugal con 427 puestos de trabajo y 13,3 millones de inversión; la segunda lo hará con una nueva factoría en Grândola (al sur de la capital) en la que tendrá 274 trabajadores y que costará 33 millones de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats