Inditex vuelve a aumentar sus ganancias a doble dígito. El crecimiento de la multinacional textil coruñesa gana velocidad en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal e incrementa su beneficio un 12% hasta los 2.720 millones de euros de febrero a octubre. Las ventas en esos nueve meses alcanzaron los 19.820 millones, un 7,5% más que en el mismo periodo del año anterior, frente a la ralentización de la actividad económica y el freno que atraviesa el sector del retail en particular, que en 2018 redujo su facturación casi un 2,3% en España. El presidente del grupo, Pablo Isla, atribuyó ayer los buenos resultados a la "solidez" del modelo de negocio de la compañía fundada por Amancio Ortega y destacó la reducción del inventario en un 5% gracias a su sistema integrado de distribución en tiendas físicas y online. El mercado saludó ayer las cuentas del gigante, que batieron las previsiones de los analistas, con una subida del 5,2% en Bolsa, lo que llevó a este valor a liderar el Ibex y alcanzar su cotización máxima de los dos últimos años, por encima de los 30 euros por acción.

El mayor grupo textil del mundo se anota el mayor avance del beneficio para el periodo desde 2015. La compañía dueña de Zara pisa el acelerador respecto a comienzos de año: en el primer trimestre su beneficio aumentó el 9,8% y las ventas el 4,8%, mientras que en primer semestre los aumentos fueron del 10 y del 6,6%. Con estas cifras, Inditex despeja el camino para cerrar un nuevo año de récords de ganancias y facturación.

Entre febrero y octubre, además de la positiva evolución del negocio, las cuentas del grupo se vieron impulsadas al alza por el impacto positivo de las nuevas normas contables sobre alquileres -excluido este factor, el beneficio subiría el 9%-, así como por la debilidad del euro frente al dólar -a tipos de cambio constantes las ventas crecen el 7%-.

Sólo en el tercer trimestre (agosto a octubre), dato que hasta ahora no detallaba la compañía, el resultado neto subió el 14% (1.171 millones de euros). Según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 5.702 millones, el 45% más.

Durante la presentación de las cuentas a analistas, Isla destacó ayer que gracias al fuerte desempeño operativo y a la buena evolución del circulante, la caja neta se incrementó el 17 % (7.734 millones). Además, el margen bruto -magnitud en la que ponen el foco los analistas pues mide la rentabilidad por prenda vendida- mejoró en 21 puntos básicos y se situó en el 58,2%, frente al 58,15% esperado por el consenso de mercado.

Para Isla, los datos demuestran la solidez del crecimiento del modelo integrado de tiendas y online por el que apuesta desde hace años la compañía, y que basa en una constante selección de los mejores emplazamientos y productos, así como en las inversiones necesarias en tecnología y sostenibilidad. "Siempre hemos gestionado nuestra compañía con muy bajos niveles de inventario porque tomamos decisiones de compra a lo largo de toda la temporada", explicó Isla en su conferencia a los expertos.

Entre febrero y octubre, el emporio textil abrió tiendas en 41 mercados, y al cierre del periodo sumaba 7.486 establecimientos (44 más que un año antes) en 96 mercados.