01 de diciembre de 2019
01.12.2019

Dos mineras negocian la construcción de refinerías de litio en el norte de Portugal

La portuguesa Lusorecursos y la británica Savannah buscan fondos para proyectos a 30 km de Galicia

01.12.2019 | 03:25
Zona de Montalegre sobre la que trabajó Savannah en 2018 // FDV

Portugal da nuevos pasos para hacerse con el control europeo del mercado del litio, un compuesto clave para la fabricación de baterías y cuya búsqueda ha despertado toda una fiebre por la demanda del sector de la automoción y la expansión de los vehículos eléctricos. Dos de las mineras que más cerca están de iniciar la extracción del mineral en el norte luso se están moviendo para impulsar el negocio con la construcción de refinerías para tratar el litio. Y es el que el Gobierno del país vecino tiene como objetivo convertirse en el primero de Europa en contar con un complejo de estas características, como reconocieron esta semana desde la Secretária de Estado da Energia. Por este motivo, la local Lusorecursos se encuentra en plena ronda de contactos para hacerse con 400 millones de euros de financiación, mientras que la británica Savannah Resources está "en negociaciones con varios grupos interesados en financiar" la instalación. La refinería, que produciría hidróxido de litio, estaría situada a escasos 30 kilómetros de la localidad ourensana de Verín.

Las dos compañías tienen terrenos en el distrito de Vila Real, en las localidades de Montalegre y Boticas, y las dos manifestaron sus intenciones el pasado miércoles a través de Reuters y el medio local Diário de Notícias. A su juicio, una refinería en la zona aportaría un valor añadido clave a una industria "en rápido crecimiento" y que busca asentarse al otro lado de la raia.

Tanto Lusorecursos como Savannah realizaron ya catas en los últimos años en la zona logrando unos resultados muy buenos en cuanto a las reservas del mineral. En el caso de la firma británica, la intención es la de producir 200.000 toneladas de espodumena de litio al año; la portuguesa, por su parte, parece haber dejado atrás el pleito con la australiana Exore Resources tras la ratificación de la licencia por parte del Gobierno luso a finales de marzo.

Sin embargo, todavía quedan muchos pasos para que Portugal tenga su primera mina o refinería de litio. Savannah lleva trabajando en el proyecto Mina do Barroso (en Boticas) desde 2017 y cuenta con una concesión para 30 años. Según explican sus responsables, el próximo año presentarán tanto el plan de viabilidad como el estudio de impacto ambiental. A juicio de la firma, el puerto de Leixões, competidor directo del olívico, es clave para la posible refinería.

Lusorecursos, por su parte, cree que dispondrá de la refinería para 2023 y que la inversión será de unos 300 millones de euros. "La financiación se está negociando con empresas del Lejano Oriente, pero también estamos en contacto con firmas de Europa y Oriente Medio", explicó a Reuters el CEO de la firma, Ricardo Pinheiro.

Galicia

Portugal lleva la delantera en la carrera en Europa por convertirse en un proveedor mundial de referencia con el litio gracias a sus reservas y políticas. En Galicia, por el momento solo hay tres permisos para zonas comprendidas en la frontera entre Pontevedra y Ourense. Por el momento, las firmas que los tienen asignados no trasladaron resultados.

Sin embargo, la apuesta en materia de minerales para baterías de coches eléctricos pasa en Galicia por otro compuesto clave, el níquel. La compañía sueca Eurobattery Minerals desarrolla en Santa Comba el proyecto Corcel,

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook