Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aeronáutica francesa Stelia invierte 40 millones en una factoría al norte de Oporto

Ensamblará piezas de aviones en Santo Tirso, donde creará 240 empleos -La planta, la primera europea de la firma fuera de Francia, estará al 100% en 2023

Una de las instalaciones de Stelia Aerospace. // Stelia

Una de las instalaciones de Stelia Aerospace. // Stelia

Portugal ha vuelto a captar en su zona norte un nuevo proyecto industrial de gran envergadura. La localidad de Santo Tirso, situada a unos 30 kilómetros al noreste de Oporto, albergará una planta de la firma aeronáutica Stelia Aerospace, que invertirá más de 40 millones de euros y creará 240 empleos en la zona (30 de ellos de alta calificación). El proyecto, que según señalan medios lusos también se disputó España, está ideado para ensamblar piezas de aviones, uno de los campos en los que se mueve una empresa que facturó 2.200 millones de euros en 2018 y que levantará de esta forma su primera factoría en suelo europeo fuera de Francia.

En un comunicado emitido por la propia empresa, Stelia afirma que el proyecto está apoyado por la Agencia para la Inversión y Comercio Exterior de Portugal (AICEP) y que servirá para dar respuesta a sus "problemas de crecimiento" y para "consolidar su posición entre los líderes aeronáuticos". La elección del país vecino se debió a "varias consideraciones", entre las que incluye su pertenencia a la zona euro, el expertise en el sector aeronáutico (cuenta con una planta de Embraer en el centro del país, en Évora), un "empleo con alto potencial" y su proximidad a las plantas de la firma en Francia.

Stelia surgió de la integración de dos filiales (Aerolia y Sogerma) del gigante Airbus, el principal cliente del incipiente sector aeronáutico gallego, con empresas como Delta Vigo, Coasa o Utingal trabajando activamente en varios proyectos como el A320, A330, A350 o A400M. La firma francesa se encarga del diseño y producción de los fuselajes frontales de toda la familia de aviones de Airbus, aunque también hace alas para ATR, el fuselaje central del Global 7500 de Bombardier y otras piezas para estas marcas, así como de Boeing, Embraer o Northrop-Grumman.

En el caso de la planta lusa, la empresa ensamblará "subconjuntos de aeroestructura", que posteriormente serán transportados a las plantas que tiene en Méaulte y Rochefort (ambas en Francia) para su integración. La intención de Stelia es que los trabajos empiecen este mismo año, pero no espera que sea hasta 2023 cuando alcance "su velocidad de crucero".

Reacciones

"La decisión de inversión de Stelia Aerospace en nuestro país es la confirmación del alto nivel de competitividad que ha logrado el grupo de aeronáutica nacional", informó el primer ministro de Portugal, António Costa, que también ensalzó la "calidad del talento nacional como el principal factor de atracción de Portugal".

El CEO de la compañía, Cédric Gautier, indicó por su parte que la nueva factoría "ofrece la posibilidad de absorber aumentos potenciales en la actividad de nuestros clientes" y que la inversión "está totalmente en línea con el enfoque de optimización industrial" lanzado por Stelia en 2015.

El medio luso Expresso anunció el pasado fin de semana que una empresa de este sector se instalaría en Portugal. En la publicación avanzaba que la inversión sería de 400 millones de euros, una cifra cercana a lo invertido por Embraer en Évora. En el texto recogía también que la firma se decantó por Portugal tras barajar otros emplazamientos en dos países del este y España. De hecho, reconoce que la empresa se decantó por la zona norte del país por el precio del metro cuadrado.

Compartir el artículo

stats