Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia se rearma frente al juego de tronos comercial

Sectores afectados por el 'Brexit' y los aranceles de EE UU instan a agilizar planes de contigencia

Las jornadas sobre las nuevas relaciones comerciales celebradas ayer en al CEP. // Alba Villar

Las jornadas sobre las nuevas relaciones comerciales celebradas ayer en al CEP. // Alba Villar

A un año de las nuevas presidenciales, si algo demostró Donald Trump durante su mandato es que necesita muy poco para cambiar de idea y dinamitar las relaciones comerciales. "Es unpredictable [impredecible] y presume de serlo", subraya el diplomático Jorge Dezcallar, embajador de España en EEUU entre 2008 y 2012. Por eso los graniteros gallegos contienen todavía la respiración frente a la batalla abierta desde la Casa Blanca con los aranceles a la industria agroalimentaria europea, en vigor desde el pasado 18 de octubre. El sector figuraba en la lista inicial de productos con un recargo del 25% que Washington lanzó en abril para compensar las ayudas públicas en la UE a su gigante aeronáutico, Airbus, consideradas ilegales por la Organización Mundial del Comercio (OMC). EE UU es el primer destino de las exportaciones de granito desde Galicia. Concentra la cuarta parte del total de las ventas, unas 75.000 toneladas y 22 millones de euros de negocio en 2018. "Finalmente no aparecimos en la lista definitiva y no se prevé ningún cambio de escenario, aunque haber estado en la preliminar nos coloca como objetivo si esto se complica", admitía ayer José Ángel Lorenzo, secretario general del Clúster del Granito de Galicia, durante unas jornadas organizadas por la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) y la Xunta sobre el nuevo escenario en el comercio internacional abierto por los aranceles de EEUU y el Brexit. Dos disparos a la línea de flotación de la economía gallega.

"En un momento de gran incertidumbre y un contexto convulso de la economía global, podría pensarse que no tienen mucho que ver con nosotros, pero los impactos acaban llegando", explicó el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, que apeló a "anticiparse a los cambios" con "una buena lectura de lo que está pasando en cada momento y de los productos para convertir esos cambios en una oportunidad". Francisco Conde apunta a la "mayor dificultad" que supone enfrentarse a dos golpes para el negocio exterior de Galicia al mismo tiempo. Reino Unido es el cuarto socio comercial de la comunidad y EEUU el décimo. Juntos superan los 2.100 millones de euros, cerca del 10% del total de las exportaciones gallegas. "La prioridad de la Xunta es blindar la estabilidad de las empresas para mantener su proyección internacional", dice el conselleiro. Lo contrario, avisa, llevaría a la economía regional "a un camino de empequeñecimiento".

Más de un centenar de empresas usaron la herramienta de diagnóstico habilitada por el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) para medir su exposición a la desconexión del Reino Unido y el 86% concluyó que no tiene riesgos. También el Igape cuenta con una ventanilla única para ayudar a las firmas a preparar planes de contingencia. "Muchas, y pasa también en otras comunidades, están esperando a que se haga efectivo el Brexit para saber cómo será realmente el proceso", asegura.

Las conserveras también asumen que "algunas" de sus compañías "van un poco rezagadas en planes de contingencia". "Hay que evitar daños irreparables", señaló Juan Manuel Vieites. El secretario general de Anfaco-Cecopesta recordó que el dinero es "muy miedoso". "Cuando hay incertidumbre, las empresas se retraen", explicó, con la caída del mercado británico desde la cuarta a la sexta posición en las ventas del sector como ejemplo. La salida del Reino Unido de las reglas comunitarias abre una etapa de negociaciones bilaterales que pueden suponer "una oportunidad" para la conserva y la pesca de Galicia "porque los que estamos allí de manera continuada podemos mejorar las condiciones". "Galicia se está preparando de una manera significativa -añade- y el sector sigue apostando por la internacionalización".

La guerra comercial declarada por EE UU a la UE y a China o el Brexit son el paradigma del entierro de la colaboración multilateral en el mundo. "Es difícil que Trump salga de su retórica con el año electoral que hay por delante en EEUU", señala Jorge Dezcallar, que no descarta que la respuesta de la Casa Blanca a los más que probables aranceles con los que contraaque la UE a cargo de las ayudas de EEUU a Boeing sea, precisamente, otra ronda más de recargos a productos europeos. "Como en la famosa serie de Juego de Tronos, a corto plazo winter is coming [el invierno está cerca]", resumió el diplomático. "Hay que preparase para el invierno", coincide Antonio Hernández García, socio del área de Internacionalización de KPMG. "No hay que olvidarse de que esta es también una oportunidad para que las empresas se hagan más eficaces y competitivas", remarcó Juan Manuel Vieites. "Lo es -añadió José Ángel Lorenzo- y hay que aprovecharla. E se chove, que chova".

Compartir el artículo

stats