Los convenios colectivos están empezando a recuperar las cláusulas de revisión salarial, también conocidas como cláusulas de salvaguarda, para que las subidas retributivas no se vean superadas por el incremento de los precios, dada la situación de la inflación, en su nivel más bajo en tres años (0,3% en agosto). Está presente en el 21,8% delos convenios registrados hasta julio, frente al 13% de 2015.