08 de agosto de 2019
08.08.2019

Los cruceros de Havila llegarán a los 140 metros para solventar el problema técnico

El acuerdo se cierra esta semana en Oslo entre Hijos de J. Barreras y la naviera

08.08.2019 | 01:05
Hijos de J. Barreras, con un barco de Havila al fondo. // Mara G. Brea

Hijos de J. Barreras y Havila Kystruten cerrarán esta semana en Oslo los flecos técnicos para volver a reactivar la construcción de los dos cruceros en el astillero vigués. Una vez superado el escollo que sufrió la armadora respecto a la financiación de ambos barcos (están valorados en unos 300 millones de euros), los errores de diseño de la oficina Havyard Design & Solutions se solventarán con la ampliación de la eslora de cada barco en unos 15 metros, lo que supondrá que cada unidad alcance los 140. De esta forma se descarta la opción de aligerar el peso de unos buques que en el proyecto base contaban con casi 125 metros 31.418 CGT (arqueo bruto compensado).

Tanto desde el astillero como desde la naviera manifestaron en los últimos días que las relaciones entre ambos eran "buenas" y que las conversaciones iban por buen camino. El CEO de Havila, Arild Myrvoll, indicó que el tema financiero estaba solucionado y que estaban "cerca de resolver las cuestiones técnicas". Por su parte, el presidente del astillero, José García Costas, explicó más tarde que el contrato de Havila "ya no es un problema" para Barreras y que tan solo estaba pendiente la firma. "Faltan unos temas por resolver, pero todo es favorable", resumió.

Pese a que la rúbrica estaba prevista para el viernes de la semana pasada, las negociaciones entre armadora, oficina técnica y personal desplazado de la atarazana viguesa se alargaron. Fuentes de toda solvencia expusieron a este periódico que el acuerdo "se cerrará seguro esta semana".

Y es que además del peso, el cambio en la eslora también afecta a otras partes del proyecto Havila, como es el caso de los tanques de gas natural licuado (GNL), de 363 metros cúbicos.

Por otro lado, ayer tuvo lugar en Vigo un consejo de administración del astillero que comenzó por la tarde y que se alargó hasta bien avanzada la noche. En el aire estaban tanto la aprobación de las cuentas del pasado curso como la situación de los buques de Havila y la entrega del primer crucero para The Ritz-Carlton, previsto para final de año. A la reunión acudieron directivos de Pemex y al cierre de esta edición todavía no habían trascendido los acuerdos alcanzados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook