Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La "vieja Pescanova" es un suflé

Persevera en su carácter de valor especulativo en el mercado bursátil

Ayer cambió de manos el 7% del capital de Pescanova SA ( vieja Pescanova). Sin razón aparente, más allá de que los inversores hubiesen celebrado la entrega del primer buque encargado por la multinacional pesquera (Nueva Pescanova, a la que traspasó todo el negocio en 2015) en más de tres décadas. Los títulos se llegaron a disparar un 25% en el Mercado Continuo, aunque finalmente cerraron con un avance -nada desdeñable- del 11,36%. No existe ningún motivo que sustente estos movimientos. Todo lo contrario ya que, como avanzó FARO, el Supremo ha aceptado un recurso de casación de la pesquera para no solo desahuciar a la vieja matriz de sus instalaciones (de una oficina de 60 metros cuadrados), sino también para retirarle todo el apoyo administrativo y legal (por importe de 200.000 euros anuales).

La vieja Pescanova posee apenas el 1,65% de la multinacional. Aunque sus actuales directivos habían avanzado su intención de liderar un nuevo negocio relacionado con la pesca, la SA no tiene expectativas probables de acometer ese objetivo. Ahora se ha convertido únicamente en un valor altamente especulativo y prácticamente cambia de manos cada tres meses. Solo en el primer trimestre los inversores intercambiaron casi 33,2 millones de títulos, que equivalen a más del 115% del accionariado. Los tres días posteriores a la presentación de resultados anuales de Nueva Pescanova se intercambiaron 10,46 millones de títulos, más de veinte veces la actividad promedio de este valor. Ayer el canje superó los dos millones de acciones por algo más de un millón de euros. La capitalización bursátil de Pescanova SA es de 14,08 millones de euros.

Compartir el artículo

stats