La Unión Europea y los países que forman Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) alcanzaron un acuerdo de libre comercio tras veinte años negociando, según anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina y confirmado después por la Comisión Europea. El pacto, considerado "histórico" por sus protagonistas, eliminará la mayoría de los aranceles entre ambas partes y las compañías europeas ahorrarán unos 4.000 millones de euros anuales para entrar en un mercado con 260 millones de consumidores.

La UE y Mercosur comenzaron a negociar un tratado de libre comercio en el año 2000 y las conversaciones han pasado desde entonces varias fases, llegando incluso a estar paradas. Ambas partes acordaron en 2016 relanzar unas negociaciones en las que el capítulo agrícola ha sido el gran escollo, especialmente las exportaciones de carne de vacuno del Mercosur al bloque comunitario.

España es uno de los países europeos, junto con Alemania, que más ha impulsado este acuerdo, que ha contado con las reservas de Francia, Bélgica, Irlanda y Polonia. De hecho, Pedro Sánchez y Angela Merkel, junto con los mandatarios de Países Bajos, Suecia, Portugal, República Checa y Letonia, escribieron hace una semana una carta en la que pedían no perder la "ventana de oportunidad" que se había abierto.