Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruceros de Noruega con el corazón hecho en Vigo

La auxiliar del naval se hace con una nave de 1.500 m² en Vincios -El grupo facturó 15 millones en 2018 y tiene 300 trabajadores

Crucero que Barreras construye para Havila. // Havila

Crucero que Barreras construye para Havila. // Havila

La firma viguesa auxiliar del naval Navaliber ha cerrado la ampliación de sus instalaciones con la concesión por 30 años de una nueva nave en el polígono de Vincios. El grupo -formado junto a la empresa Exacta- gana un 50% de capacidad con la remodelación y puesta en marcha de unas instalaciones con una superficie de 1.500 metros cuadrados. Con ello podrá atender los pedidos ya en marcha y los cerrados recientemente, como el diseño decorativo de los interiores de los dos cruceros para la naviera noruega Havila Kystruten, que construye el astillero olívico Hijos de J. Barreras.

Navaliber salió el pasado año del concurso de acreedores con un anuncio publicado en el Borme en mayo. Había adelantado cuatro años el cumplimiento de convenio -con pagos acordados para una década- y se preparaba para sumar encargos a los ya firmados, algunos de renombre tanto en el naval local como el internacional. El más sonado fue, sin duda, el contrato de habilitación de los 131 camarotes de lujo del crucero ultrapremium para The Ritz-Carlton Yacht Collection, junto a la firma estradense Martínez Otero.

Entre los planes de futuro anunciados entonces por la auxiliar estaba el de aumentar sus instalaciones en el polígono gondomareño. Pese a que la idea era hacer una nueva nave de cero con oficinas y parte productiva, fuentes de la empresa explican a FARO que Navaliber llegó a un acuerdo con la Comunidad de Montes para emplear una nave ya existente y en desuso. "Estamos haciendo trabajos de remodelación y adaptación para nosotros. No es mucha inversión, pero es una capacidad que nos permite una estabilidad a 30 años, que es lo firmado de concesión", comentan.

Ventas

Tras la entrega este año de la habilitación para el arrastrero groenlandés Markus (construido por Freire Shipyard) y a la espera de saber si reeditarán la adjudicación para el segundo crucero de Ritz firmado recientemente por Barreras, Navaliber prosigue sumando nuevos proyectos. Y el de Havila es de los importantes. La firma se encargará del desarrollo del proyecto decorativo de toda la habilitación de los dos cruceros noruegos, que tienen 124 metros de eslora y una capacidad para un total de 640 pasajeros y 76 tripulantes. "Es muy importante, no tanto por el aspecto económico, sino sobre todo porque una empresa gallega ya está realizando este tipo de trabajos", comentan las mismas fuentes.

La firma viguesa viene de cerrar además un muy buen año 2018, en el que logró duplicar la cifra de facturación (hasta los 15 millones de euros) y también la plantilla. El grupo cuenta con más de 300 trabajadores activos entre Exacta (especializada en prestar servicios llave en mano de ingeniería, consultoría, ventilación, aire acondicionado, tubería e instalaciones navales y metálicas) y Navaliber.

Compartir el artículo

stats