Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercantil retrasa la salida del concurso de Pili Carrera para lograr un mayor acuerdo

La jueza ha requerido el plácet de una "mayoría reforzada" de acreedores

Exterior de la tienda de Pili Carrera en el centro de Vigo. // Ricardo Grobas

Exterior de la tienda de Pili Carrera en el centro de Vigo. // Ricardo Grobas

La salida de concurso de Pili Carrera tendrá que esperar un poco más, aunque no será un palo en la rueda del plan de viabilidad diseñado por la textil. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra ha denegado la aprobación de la propuesta anticipada de convenio y ha emplazado a la compañía a sumar más apoyos de los acreedores; podrá "mantener o modificar" su hoja de ruta, o incluso "formular otra nueva". Desde la empresa han minimizado el impacto de este pronunciamiento judicial, a cargo de la magistrada Nuria Fachal Noguer, y han sostenido que el proceso se resolverá "en unos meses". "Es una apreciación sobre las mayorías, no tiene la mayor relevancia". La sentencia tiene fecha del pasado 8 de abril, contra la que cabía recurso de apelación en la Audiencia Provincial. Fuentes sindicales constataron asimismo el cumplimiento de los objetivos marcados en el plan de viabilidad, que incluye un recorte de la producción para ceñirse a la demanda y capacidad de absorción del mercado actual.

La propuesta de convenio diseñada por Pili Carrera incluía dos alternativas: la primera, con la amortización del 100% de la deuda (básicamente en manos de la banca y por importe de 5,123 millones de euros) con los dos primeros de carencia; la segunda, con una quita del 50% con espera de cuatro años. La primera, según se desprende del fallo del Mercantil, cosechó una ratio de adhesión del 59,06%. Es aquí donde radica esa diferencia en la interpretación de la normativa, ya que la jueza ha determinado que la opción que obtuvo más apoyos "cae de lleno en el régimen de las mayorías reforzadas". "El pasivo ordinario que se ha adherido a la propuesta anticipada de convenio [resulta] insuficiente para considerar aceptada la alternativa primera", reza la sentencia. Concreta la titular del juzgado que esa mayoría reforzada -indicada en el artículo 124 de la Ley Concursal- requiere un porcentaje de adhesión del 65% para "cuando la propuesta de convenio contenga esperas con un plazo de más de cinco años". Y motiva además su decisión: "Al órgano judicial se le encomienda la tarea de verificar la observancia del régimen de mayorías necesarias para la aceptación de la propuesta de convenio".

Las opciones

La ley vigente estipula que, para que ésta prospere con un 50% de adhesiones, no debe superar un tiempo de espera -para el pago de las deudas, con la quita que se hubiese determinado- de cinco años (entre otros requisitos). "La jueza se ha decantado por la interpretación más restrictiva", exponen fuentes próximas al sector, que dan por hecho que la representación legal de Pili Carrera ha vuelto a plantear la misma propuesta de convenio. Fuentes de la textil no concretaron, a preguntas de este periódico, este extremo.

La puesta en marcha del plan de viabilidad de la emblemática enseña textil, con fama mundial en el segmento de ropa infantil, incluyó la ejecución de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que redujo su plantilla en 39 efectivos. De éstos, 26 fueron salidas voluntarias y otras 13 forzosas. "El plan de viabilidad busca acomodar la producción a la cuota de mercado -remarcó el abogado Fernando Moreno a FARO el pasado enero-. El objetivo es mantener el paradigma de producción local, con la apuesta por el detalle y el valor añadido que tiene la fabricación en Mos".

Compartir el artículo

stats