05 de junio de 2019
05.06.2019
Salario mínimo

¿Cómo saber si te aplican bien la subida del SMI aunque cobres más de 900 euros?

Las empresas no pueden mermar algunos pluses específicos para compensar la subida del SMI

05.06.2019 | 23:24
Cómo saber si te están aplicando bien la subida del SMI.

Si cobras más de 900 euros puede ser que no te hayas dado cuenta de que a ti también te afecta la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros que el Gobierno aprobó este año y que entró en vigor el 1 de enero.

¿Por qué? Porque debes tener en cuenta que lo que tiene que estar por encima de 900 euros no es el salario que cobras en conjunto, sino tu salario base, junto con las pagas extras u otras pagas y los complementos no causales, es decir, los complementos que perciben todos los trabajadores por igual en algunas compañías (por ejemplo, el 'plus de convenio').

Todo ello debe sumar, sí o sí, 900 euros en 14 pagas o 1.050 euros en 12 pagas. Si no es así, deberás reclamar la diferencia hasta que se alcance la cuantía establecida en el Real Decreto Ley (900 euros en 14 pagas).

¿Y qué pasa si además del salario base, más los complementos comunes a todos los empleados también percibes pluses específicos por tu puesto o categoría profesional? Que todos estos pluses se deben añadir a la cuantía anterior (salario base, pagas extras y complementos que perciben todos los empleados) y, por tanto, no deben compensar un posible salario base inferior a 900 euros. De hecho, las empresas no pueden mermar algunos de estos pluses para compensar la subida del SMI.

¿Qué refleja tu nómina?


Para saber si te han aplicado bien la subida del SMI deberás fijarte en tu nómina, donde verás que se incluye además del salario base y los pluses iguales para todos los empleados (a veces aparecen como 'plus de convenio'), aquellos complementos salariales recogidos en el artículo 26.3 del Estatuto de los Trabajadores, como son los complementos personales, entre los que destacan la antigüedad, los idiomas, títulos o discapacidad, entre otros.

Dentro de este apartado, también se integran los complementos por trabajo realizado (nocturnidad, turnicidad, asistencia, disponibilidad y domingos y festivos) o los complementos por los resultados de la empresa (primas productividad, participación en ingresos, participación en el capital o bonus).

Normalmente, este conjunto de complementos no cuentan a la hora de elevar el SMI a 900 euros, por lo que deberán añadirse a la suma del salario base, las pagas extras u otras pagas y a los complementos no causales, siempre y cuando el convenio colectivo de referencia no dicte lo contrario, ya que existen algunos convenios, aunque son los que menos, que establecen que estos complementos no se adhieren, sino que son absorbidos o compensados.

¿Y qué pasa con las dietas o los gastos de transporte?


Además, junto a estos complementos recogidos en el Estatuto de los Trabajadores, puede ser que cuentes con complementos extrasalariales, que tampoco deben tenerse en cuenta para establecer un salario por encima de 900 euros y que deberán sumarse al mismo. Estos pluses engloban retribuciones por los gastos como consecuencia de la actividad laboral, como dietas, vestuario o gastos de transporte.

Veamos un ejemplo:

Un trabajador con un salario base de 736 euros mensuales (12 pagas) cobra 8.832 euros al año y percibe un complemento de 2.440 euros anuales por el trabajo realizado. Además, cobra dos pagas extras al año de 736 euros. Su retribución anual, sumando todos estos conceptos, asciende a 12.824 euros.

Si a este trabajador se le aplicara la subida del SMI a 900 euros como corresponde, su salario base, incluidas pagas extras, pasaría a ser de 12.600 euros anuales (2.216 euros euros más), aunque su remuneración total anual sería de 15.040 euros, porque a esos 12.600 euros habría que sumarle el complemento de 2.440 euros por el trabajo realizado.

¿Cómo se aplica la subida del SMI si tienes un contrato a tiempo parcial o de formación?


En los contratos a tiempo parcial, el importe del SMI se calcula proporcionalmente a la jornada realizada. Lo mismo ocurre con los contratos para la formación y el aprendizaje. En estos casos, la retribución tampoco puede ser inferior al salario mínimo en proporción al tiempo de trabajo efectivo, del tal forma, que si trabajas 4 horas, tu retribución no puede ser inferior a 450 euros, la mitad del SMI para jornadas de 8 horas diarias.

Por su parte, en los contratos en prácticas, también queda garantizada igualmente la percepción del SMI, aunque el salario pueda reducirse hasta un 40% en el primer año y un 25% el segundo.

¿El salario en especie cuenta para la subida del SMI?


No, porque el salario mínimo se computa únicamente como retribución dineraria, así que si tu empresa te paga las comidas o un plan de pensiones, estas cantidades no puede tenerlas en cuenta para calcular tu salario base.

¿Los descuelgues salariales pueden ser inferiores a 900 euros?


No. En aquellos casos en que, antes de la entrada en vigor de la subida del SMI en enero, la empresa y los sindicatos hubieran acordado aplicar una rebaja del salario de sus empleados por debajo de 900 euros mensuales por causas económicas, deberán aplicar también un incremento salarial para fijarlo hasta, al menos, en la citada cuantía, dado que el descuelgue salarial por parte de la empresa nunca puede ser inferior a 900 euros mensuales o 12.600 anuales.

Esta información está realizada a partir de un estudio elaborado por el gabinete de estudios económicos de CC.OO. sobre el Real Decreto Ley de subida del SMI que aprobó el Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook