01 de junio de 2019
01.06.2019

PSA Vigo firma una "tregua" con el refuerzo de la plantilla en montaje

Consolidará cuatro empleados más por turno en el sistema 2 tras la mediación de Traballo - Las partes evaluarán el acuerdo en un mes

01.06.2019 | 02:29

La dirección de PSA Vigo ha aceptado retirar las demandas de huelga ilegal presentadas por los paros de los pasados 16 y 22 de mayo en las líneas de montaje, y los sindicatos han acordado suspender las protestas -el SIT no las secundó- a la espera de verificar si el acuerdo alcanzado la pasada madrugada solventa o no los problemas en la factoría. La mediación del Consello Galego de Relacións Laborais logró una tregua de un mes entre ambas partes tras una propuesta -aceptada por todos excepto la CUT, que abandonó las negociaciones- que pasa por reforzar los turnos de manera inmediata. En primer lugar, y para "minimizar" los efectos de picos de producción, se crearán cuatro puestos por turno (dos en primera terminación, y otros dos en segunda), que se incorporarán durante la segunda quincena de junio. Entre tanto, y de "manera transitoria" de un mes de duración, la planta de Balaídos sumará dos operarios, también por cada turno de producción. "Se recuperará un puesto nuevo de trabajo en la línea, quedando anulada la productividad establecida en el reparto de mayo para el puesto de carga de parabrisas y cristales", refiere la propuesta de la mediadora, aceptada por la propia PSA y los sindicatos SIT, CC OO, UGT y CIG. No se producirán cambios en la velocidad de la línea "salvo en los periodos transitorios para alcanzar una nueva cadencia horaria".

"Dentro de un mes valoraremos si es suficiente. Nosotros entendemos que son necesarios más puestos", expuso el responsable de CC OO en la factoría, Santiago García. Habrá además una comisión de seguimiento que se reunirá una vez por semana; es la primera vez que la planta viguesa del grupo acepta, desde su implantación en Balaídos, la mediación de un agente externo. "La empresa se congratula por el entendimiento alcanzado a través de este proceso de mediación, reafirmando la importancia del diálogo, frente al conflicto, para construir soluciones y mejorar las condiciones de trabajo en la planta", valoró la compañía a FARO.

En caso de que este planteamiento no resuelva, a ojos de las centrales sindicales, los problemas en la línea de montaje M2, éstas volverán a valorar la idoneidad de retomar las protestas. Quien sí las ha avanzado ya ha sido la CUT, que se levantó de la mesa. "Esto ya lo ofrecían en mayo, no han traído nada nuevo y realmente solo se crean cuatro nuevos puestos", replicó Vítor Mariño. La central prevé de hecho impugnar el documento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook