21 de mayo de 2019
21.05.2019

El veto de Google a Huawei dejará sin actualizaciones a más de 7,5 millones de móviles en España

-Podrán descargar Google Play, pero no la nueva versión de Android -La compañía asegura que evitará la obsolescencia de sus terminales

21.05.2019 | 00:41
Un usuario de móvil, frente a un establecimiento de Huawei en Pekín. // Thomas Peter

La decisión de Google de vetar a los terminales de móviles Huawei de nuevas actualizaciones sacudió ayer medio mundo. El gigante tecnológico americano tomó esta decisión -al igual el resto de grandes tecnológicas del país, como Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom- en repuesta a la directiva dada la semana pasada por el presidente del país, Donald Trump. Estas decisiones se preveían desde que el pasado día 15 el presidente Trump declarara una emergencia nacional para prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas que supuestamente intentan espiar al país, ni usar los equipos de telecomunicaciones que fabrican. Una vez más, ha tosido el magnate americano y el constipado ha llegado a todas partes. Por ejemplo, a los más de 7,5 millones de móviles activos en España que son de Huawei. La marca es, según un estudio de Kantar Wordpanel, la segunda (21%) con mayor cuota de ventas el año pasado en el país, solo por detrás de Xiaomi (27%).

Google permitirá a los usuarios de la compañía china los servicios de Google Play así como las protecciones Google Play Protect en los dispositivos ya existentes de la marca, pero no actualizar sus sistemas operativos Android. La única forma que tendrán los usuarios de Huawei de acceder a las actualizaciones de Android será a través de las que estén disponibles mediante un código abierto, lo que habitualmente tarda meses, según las fuentes. El sistema operativo Android incorpora en sus actualizaciones mejoras de seguridad, de almacenamiento o de optimización de batería. En respuesta a esta decisión, desde Pekín la tecnológica indicó que seguirá ofreciendo actualizaciones de seguridad para todos sus móviles. Y que incluirá su "ecosistema" propio de aplicaciones y servicios, el cual ya ha venido desarrollando en paralelo, al margen de Android -el sistema operativo de Google-, en previsión del veto que se avecinaba.

| Consecuencias. Los móviles Huawei mantendrán los servicios de Google Play y las protecciones de seguridad de Google, pero no tendrán acceso a las actualizaciones con las que esta empresa periódicamente mejora las capacidades.

| Android Q. Quienes tengan un teléfono Huawei (u Honor, la segunda marca de esa empresa china) no podrán instalarse la nueva versión del sistema operativo que desarrolla Google: Android Q. No obstante, podrán continuar con la versión actual, la 9.0, llamada Android Pie, que fue lanzada el agosto pasado.

| Afectados. Más de 373 millones de móviles y tabletas Huawei están en uso en el mundo, casi el 10 % del total. La empresa ha subido en ventas y en el primer trimestre de 2019 fue la segunda mundial, con el 19 % de cuota de mercado, solo detrás de Samsung. En España son 7,7 millones los móviles y tabletas afectados.

| Reclamaciones. Organizaciones de consumidores, como Facua, y despachos de abogados, como Legálitas, han llamado a los usuarios a presentar reclamaciones a Huawei primero y a las autoridades de consumo o ante los tribunales llegado el caso, dado que el correcto funcionamiento del software está incluido cuando se compra un móvil o una tableta. No obstante, algunos expertos piden cautela, ya que, al parecer, el software de los aparatos seguirá en perfecto uso y con protecciones de seguridad, más allá de que no se tenga acceso a las novedades que lance Google a partir de ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas