Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dia, pendiente del acuerdo con uno de sus bancos para evitar la disolución

El inversor ruso Mikhail Fridman amplió su peso con la OPA hasta el 69,7%

La cadena de supermercados Dia, con 1.291 trabajadores y cerca de 220 establecimientos en Galicia, está más cerca de salvarse tras haber logrado su principal accionista (el fondo inversor Letter One, dueño hasta ahora del 29%) el control sobre otro 40,76% adicional del capital social con su oferta pública de adquisición (OPA), con lo que ha pasado a ser propietario de 69,76%. La oferta fue modificada dos veces por el oferente, el magnate Mikhail Fridman, para suprimir los umbrales mínimos de aceptación a los que había sido condicionada la propuesta, por lo que la opa se considera válida.

El futuro de Dia, que el lunes entraría en preconcurso o disolución si antes no se le inyectan recursos para restablecer su equilibrio patrimonial, sigue pendiente de que uno de los bancos acreedores (el Santander) acepte las exigencias de Letter One: restablecer las líneas de crédito y ampliarlas de 170 a 380 millones, aplazar los vencimientos hasta 2023 y que la banca no amortice deuda con los recursos que se obtengan de la venta de Clarel y Max Descuento y con la ampliación de capital por 500 millones que promete Fridman. Estas condiciones han sido aceptadas por 16 de los 17 bancos, que representan el 77,5% de la financiación sindicada. La compañía cerró la sesión bursátil de ayer con una depreciación del 4,12% en el mercado alternativo y perdió los 400 millones de capitalización. En el primer trimestre registró unas pérdidas de 114 millones de euros, con un descenso de las ventas comparables del 4,3%.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats