10 de mayo de 2019
10.05.2019

La reválida para el "Villa de Teror"

Vulcano inicia mañana las pruebas de mar del ferri con la fecha de entrega en el horizonte

10.05.2019 | 01:49
Estado actual del ferri "Villa de Teror". // Alba Villar

Factorías Vulcano afronta un fin de semana decisivo. El ferri Villa de Teror, encargado por Trasmediterránea (filial de Naviera Armas), realiza a partir de mañana las pruebas de mar que supondrán un primer paso para la salida final del buque del astillero vigués. Plantilla y auxiliares se encuentran con los últimos trabajos dentro del barco y, por el momento, manifiestan que el más de mes y medio de trabajo ha transcurrido "sin sobresaltos". Ahora el buque se aventura de nuevo a la ría de Vigo para "entre 2 y 3 días" de pruebas que comprobarán la fiabilidad de sus sistemas y de sus 139 metros de eslora.

Esta será la segunda vez que el ferri inicie unas pruebas de mar. Las primeras fueron no oficiales y tuvieron lugar entre septiembre y octubre del pasado año, varias semanas después de la primera fecha de entrega pactada con la armadora: el 28 de junio. Casi un año después, y con una nueva fecha fijada entre las partes implicadas -para los primeros días del próximo mes-, el buque volverá a salir a la ría mañana, evitando la jornada de mal tiempo que se espera para hoy.

A su retorno a la atarazan los trabajadores, cuya cifra se ha ido reduciendo conforme avanzaban los trabajos, pondrán el broche final a la obra. Según fuentes de las auxiliares, las labores de pintura están ya en la recta final y la cifra de operarios se ha ido recortando. En cuanto al aislamiento, la otra gran tarea restante, los trabajos "van avanzando". Además, fuentes de Vulcano han confirmado que desde que se volvió al trabajo el pasado 25 de marzo todo ha transcurrido con normalidad.

Cuando se concluyan las pruebas, el centenario astillero y sus instalaciones se enfrentan a un incierto escenario. Las conversaciones para una posible venta parcial o total siguen sobre la mesa y los rumores crecen con cada día que pasa. El último que se suma a la lista es el interés mostrado por la factoría de Viana do Castelo. West Sea Shipyard, del grupo Martifer, entraría con un pedido bajo el brazo (un ferri) e intentaría mantener a flote la actividad en las instalaciones. Junto a ellos también se mantiene el interés del armador turco. Fuentes próximas al astillero indicaron que por el momento "no hay novedades" sobre posibles movimientos. Los esfuerzos están centrados en acabar el buque, que ahora pasa por superar con éxito las pruebas de mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook