Iberdrola aumentó su beneficio un 15 % en el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2018 y ha decidido elevar sus estimaciones de beneficio y dividendo para 2019.La eléctrica ganó 963,9 millones de euros en los primeros tres meses del año, gracias a las mejoras de las tarifas en Brasil, las eficiencias logradas, el aumento de la demanda, el incremento de la producción eólica marina, la mayor capacidad instalada en México y el buen comportamiento del negocio de generación y clientes en España.