20 de marzo de 2019
20.03.2019
MOVIMIENTOS EN EL SECTOR DEL AUTOMÓVIL

PSA piensa ahora en Fiat

La familia Peugeot, dispuesta a apoyar a Tavares con nuevas compras

20.03.2019 | 01:00
Vista general de la última edición del salón de automoción de Ginebra. // GIMS

La compra de Opel por parte de PSA se ha convertido en una historia de éxito que ha dado al grupo galo, y a su presidente, Carlos Tavares, ganas y galones para acometer nuevas operaciones corporativas. Como la que suena ahora con Fiat Chrysler Automobiles, que ayer se revalorizó más de un 5% en Bolsa al calor de los rumores.

Grupo PSA ha hecho una digestión de libro de la compra de Opel. Cerró el pasado ejercicio con un incremento de las ventas de casi el 19% -con 3,88 millones de vehículos comercializados en todo el mundo- y un alza del 43% de su beneficio operativo. Un balance que alimenta las ganas del consorcio galo -y su presidente, Carlos Tavares- de aspirar a más. "Todo es posible. Si ganas dinero mantienes el control sobre tu futuro y puedes soñar con cualquier cosa", dijo el patrón portugués en la pasada feria del automóvil de Ginebra (Geneva Motor Show). Los rumores del mercado apuntan de nuevo a Fiat Chrysler Automobiles, anque esta vez con PSA como líder de la operación. De momento las noticias han sentado muy bien entre los inversores y Fiat cerró la sesión de ayer con un avance superior al 5% en Bolsa. Tavares tendría también el visto bueno de la familia Peugeot, titular de un 12,23% del capital de la compañía, para salir de compras. "Apoyamos el proyecto de Opel desde el principio. Si surgen nuevas oportunidades no las vamos a frenar. Carlos lo sabe", dijo Robert Peugeot en una entrevista concedida al diario galo Les Echos. "Con ellos, al igual que con otros, los planetas podrían alinearse", agregó, preguntado por una operación con Fiat.

En opinión de los expertos, son varias las razones por las que despunta esta opción sobre otras. Primero, por el factor proximidad, que facilitaría ese "acercamiento". También por el músculo de Chrysler en Estados Unidos, un mercado que abandonó en 1990 tras un pobre registro de ventas y para cuyo regreso buscaba hace un año "socios progresistas, innovadores y con mentalidad digital". La marca Jeep también resulta atractiva a Tavares, si bien otros medios se han referido a una "buena complementariedad" de PSA con General Motors o Jaguar Land Rover. En la misma feria de Ginebra el consejero delegado de Fiat Chrysler, Mike Manley, no cerró ninguna puerta a operaciones corporativas que puedan hacer "más fuerte" a la compañía. "Nos encanta hablar con gente que busca acuerdos", replicó Carlos Tavares. El camino hacia una consolidación ya había sido defendido por el ex patrón de Fiat, Sergio Marchionne, fallecido el pasado mes de junio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook