Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las tendencias del mercado laboral gallego

El trabajo parcial bate récord en el mercado gallego con el 40% del empleo del último año

Casi 151.000 gallegos trabajan con una jornada que no es completa, un 9% más que en 2017 -Siete de cada diez no encuentran otra opción -Mujeres y jóvenes, los más afectados

Las tendencias del mercado laboral gallego

Las tendencias del mercado laboral gallego

Hablar de recuperación del mercado laboral no equivale necesariamente a una mejora de las condiciones de trabajo. De hecho, la precarización se ha convertido en una de las razones de la vuelta al crecimiento en la ocupación. Hay más oferta que en la crisis, pero con peores salarios en la mayoría de los casos, mayor temporalidad y también con horarios más reducidos. Las jornadas parciales se consolidan como motor de la creación de empleo en Galicia. En esta situación estaban 150.900 trabajadores gallegos al cierre del pasado 2018, cifras récord tras un incremento del 9,2% en comparación con las mismas fechas del ejercicio anterior, según los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), que revelan que la jornada parcial representa ya el 40% de todos los puestos creados en la comunidad durante el último año.

De los 1,082 millones de contratos firmados en Galicia en 2018, cerca de 390.000 fueron para empleos a jornada parcial. Aunque se está destacando mucho el buen ritmo de crecimiento de la contratación indefinida (22% entre los iniciales y las conversiones de eventuales), no hay que olvidar que los nuevos puestos fijos siguen siendo minoría -no suponen ni uno de cada diez- y que una parte importante de ellos (29,2%) es precisamente para trabajos que no llegan a horario completo.

La ocupación a tiempo parcial pisa el acelerador y gana terreno en el mercado laboral autonómico. Después del fuerte incremento del último año -cuatro veces más que el avance registrado en las jornadas totales, un 2,1%-, con esta modalidad está trabajando el 14% de los gallegos. La inmensa mayoría son mujeres: 116.500, frente a los 34.400 hombres empleados en estas condiciones.

No se trata de una elección personal. Eso, preferir una jornada parcial a una completa solo pasa en el 6,9% (10.400) de los casos. El 57,4% (86.600) no logra encontrar una vacante con más horario. El 13,8% se ve abocado a hacerlo así para compatibilizarlo con el cuidado de niños o de adultos enfermos, algo casi en exclusivo de las mujeres: son 20.500, mientras que solo 400 hombres están a jornada parcial por este motivo. Un 6,6% está con cursos de enseñanza o formación a la vez y un 5,8% también tiene que optar por esta vía porque está limitado por otras obligaciones personales o familiares.

Además de la diferencia por sexos, las variaciones son muy llamativas entre edades. La parcialidad es elevadísima entre los más jóvenes. Afecta a más de la mitad de los ocupados en Galicia de entre 16 y 19 años; al 29,6% de los que están entre los 20 y los 24 años; y al 13,9% de los que se mueven entre los 25 y los 29. Entre los 30 y los 34 años, una franja de edad donde supuestamente el currículum laboral debería estar más afianzado, las jornadas parciales alcanzan al 13% de los trabajadores; y al 14% de los que tienen entre 35 y 39 años. En el resto de colectivos va del 10,3% al 11,8%, a excepción de los gallegos que deciden prolongar su vida laboral más allá de los 65 años: 31,8%.

Los índices más altos de jornadas parciales en Galicia están en la hostelería, donde alcanzan el 26% de todos los empleos, y en el grupo del sector servicios que aglutina las actividades recreativas, deportivas y el empleo doméstico, con el 42,7%. En educación rondan el 17%; por encima del 15% en actividades profesionales, de información, finanzas e inmobiliarias; un 14% en sanidad y servicios sociales; y un 9,6% en transporte y almacenamiento, donde está uno de los mayores incrementos en el número de empleados sin contrato a tiempo completo en el ultimo año (10,9%). La otra gran subida es la de la actividades profesionales, un 16,4% más.

Los sectores, según el IGE, con más trabajadores a jornada completa son la industria manufacturera (95%) y administraciones públicas y construcción, ambas con tasas superiores al 97%.

Compartir el artículo

stats