| La plantilla de Maderas Iglesias clamó ayer en Vigo contra el noveno Expendiente de Regulación Temporal de Empleo (ERE) planteado por la compañía para sus 200 trabajadores. La empresa, antaño mayor fabricante de tarima flotante de España, también les debe salarios.