29 de enero de 2019
29.01.2019
La industria de construcción naval

Vulcano urge un enésimo acuerdo con Armas para terminar el buque: "El de ahora no vale"

El astillero constata, en un encuentro que se presumía decisivo, que "no tiene las garantías" técnicas ni financieras para cumplir el nuevo plazo de entrega fijado por la naviera y el banco

29.01.2019 | 01:11
Trabajadores de Factorías Vulcano bloquearon por tercer día el acceso al astillero. // Alba Villar

Factorías Vulcano "no tiene las garantías técnicas ni financieras" para entregar el ferri Villa de Teror el 29 de marzo, la nueva fecha que Banco Santander y Armas (matriz de Trasmediterránea) pactaron para desenquistar un conflicto del que dependen, en primera instancia, las nóminas de 73 trabajadores (del astillero) y el abono de facturas a unas treinta empresas auxiliares. Así quedó patente ayer en la reunión celebrada en Santiago a instancias de la Xunta, según indicaron a FARO fuentes conocedoras de las negociaciones, y en la que participaron Santander, Igape, Vulcano y Pymar. Lo que se presumía como un encuentro decisivo se convirtió en un foro más. "El astillero tendrá que concretar a Armas lo que hay, cómo está la situación y qué falta por hacer. Lo que está acordado ahora no vale". Si Vulcano ofrece un calendario "con garantías", entonces sí se podrán desbloquear fondos para retomar los trabajos a bordo. Es el mismo escenario que en la anterior reunión, el 7 de diciembre, solo que repetida mes y medio después.

"Estamos en el mismo punto porque no hay acuerdo sobre los trabajos pendientes", indicaron otras fuentes consultadas. A preguntas de este periódico, dos actores del proceso han incidido en que un "nuevo" pacto entre Vulcano y Armas implicará "otra fecha". "Si no lo hay, tampoco habrá dinero" para abonar las nóminas atrasadas y las facturas, una condición que han marcado como línea roja tanto los trabajadores de la centenaria atarazana viguesa como desde la plataforma de auxiliares.

En este sentido ha aflorado un reproche casi unánime hacia la entidad financiera y Armas, al entender que sellaron un calendario "sin las mínimas garantías" de que se pudiese llevar a cabo. "Lo que ha quedado claro es que no hay acercamiento ni con el armador, con las subcontratas o con proveedores". El acuerdo de Santander y Armas establecía que, para cumplir el plazo del 29 de marzo -nueve meses después de la fecha inicial de entrega del ferri- plantilla y auxiliares tendrían que retomar los trabajos a bordo el 1 de febrero. El próximo encuentro entre todas las partes -excepto el astillero, que a priori no estará invitado- será "el último".

Desde el entorno de Vulcano no se ofrecieron más datos, si bien confiaron en poder mantener un encuentro este mismo martes con la entidad financiera. Respecto a la presentación de la solicitud de liquidación, con lo que amagó la propiedad la pasada semana "ante la falta de avances", explicaron que "se va a esperar a hablar con el banco". La documentación para ejecutar este paso "está preparada". También la tienen lista la plataforma de subcontratas, en este caso para instar al embargo de bienes por valor de la deuda contraída con ellas.

El comité de empresa del astillero expresó su "sorpresa" por el resultado de la reunión, y lamentó que, pese a la precaria situación, no se haya producido ningún avance. Así lo resumió a Europa Press su presidente, Nicolás Sangabriel, quien recordó que la cita "se suponía que era para desbloquear la financiación" y permitir que se reanudase la construcción del ferri. Los empleados llevan desde septiembre sin cobrar, y las auxiliares no ingresaron las facturas del octavo hito (a partir de mayo). Este martes acordarán las medidas a tomar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook