22 de enero de 2019
22.01.2019
TAXIS VS. VTC

La justicia obliga a la Xunta a conceder 50 licencias más tipo Uber y Cabify en Galicia

Galicia contará así con un 18% más. Los taxistas se reúnen con la conselleira de Infraestruturas

22.01.2019 | 01:05

Las licencias tipo Uber triplican ya en Galicia el máximo permitido. Y, aún así, su número seguirá creciendo. En pleno conflicto con los taxistas, los juzgados gallegos obligan a la Xunta a conceder otros 50 permisos más para vehículos de alquiler con conductor (VTC), de manera que el número total de licencias se elevará a 325. Y hay otros diez permisos que aún se están dirimiendo en los tribunales, pero que podrían engrosar aún más el número de coches de este tipo que operan en la comunidad autónoma. Cabify, una de las plataformas que trabajan con VTC, ha aterrizado ya en Galicia, en la ciudad de A Coruña. Y esto ha elevado el nerviosismo de las federaciones de taxistas gallegas que se reunirán hoy con la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

En Galicia había hasta ahora 276 permisos de VTC y 3.620 taxis. La proporción era de una licencia por cada 13 de taxi, superando ampliamente el máximo legal permitido de uno por cada treinta.

Aunque la Xunta no autoriza de motu propio ninguna nueva concesión para estos vehículos tipo Uber, está obligada a cumplir las sentencias judiciales que están cayendo en cascada a favor de las empresas de VTC.

El problema es consecuencia de la Ley Ómnibus de 2009 con la que el Gobierno de Rodríguez Zapatero liberalizó el sector y eliminó el tope de licencias VTC. En 2015 se fijaron de nuevo cuotas para la concesión de estos permisos. Sin embargo, quienes solicitaron una licencia en ese periodo en el que se eliminaron las restricciones y recibieron una negativa por parte de la administración recurrieron a la justicia y ésta les está dando la razón.

En Galicia 147 de los 276 permisos tipo Uber que operan en la actualidad fueron concedidos, de hecho, en cumplimiento de sentencias.

Y ahora los juzgados acaban de dar luz verde a otras 50 licencias. Aunque la Xunta todavía no las ha autorizado, está obligada a ello.

Esto incrementará en un 18 por ciento el número de vehículos tipo Uber en un momento en el que los taxistas están en plena guerra con los VTCs en Madrid y Barcelona, al tiempo que crece la preocupación en Galicia por la llegada de Cabify, una de las plataformas, que junto con Uber, operan con este tipo de vehículos y están haciendo una dura competencia a los taxis.

El conflicto se arrastra ya de hace casi dos años. A finales de 2018 el Gobierno liberalizó el sector y eliminó el tope de licencias VTC. Desde la Consellería de Infraestruturas se critica que el Ejecutivo central "haya renunciado a afrontar el problema". "Es un problema originado por el Gobierno que el Gobierno renuncia a arreglar y pretende transferir a las comunidades autónomas", lamentan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook