"En 2019 será difícil escapar de la inercia de estos últimos años, donde los incrementos han venido esencialmente por la expansión a nuevos mercados, con los que se ha paliado la contracción, sobre todo en márgenes, del mercado nacional y de los tradicionales", expone el secretario general de Cointega-Clúster Gallego Textil Moda, Alberto Rocha. Se muestra "convencido de que el cambio de tendencia -de producirse- en ningún caso vendrá del lado de la demanda" porque el consumidor tiene ahora "unos criterios de compra muy influenciados por el precio y las promociones, y además ha priorizado otras alternativas en las que gastar su dinero". A nivel de empleo, Rocha prevé que continúe al alza la demanda de "nuevos perfiles profesionales, de elevada cualificación y especialización, compensando las pérdidas en ocupaciones que ya no son necesarias o rentables". Por último, cree que los factores de incertidumbre "están bastante bien identificados y diagnosticados; la solución no puede ser esperar a ver si escampa, sino que hay que actuar cambiando el modelo de negocio y, sobre todo, la oferta".