10 de noviembre de 2018
10.11.2018

La banca no tributará por las hipotecas que conceda a la Iglesia y a los partidos políticos

El Gobierno dice que las entidades exentas "no buscan un lucro"

10.11.2018 | 02:40
Cacerolada contra el Supremo en Vigo | Un grupo de personas se concentró ayer ante los juzgados de Vigo, convocados por la plataforma antidesahucios PAH Vigo-Baixo Miño, para denunciar la "bochornosa" sentencia del Tribunal Supremo. "Los bancos han ganado en los primeros ocho meses del año más de 13.400 millones de euros, y quieren seguir teniendo beneficios, mientras todos estamos en recesión y cada vez hay más trabajadores empobrecidos", condenó la portavoz del colectivo, Carlota Pérez.

La banca deberá asumir a partir de hoy sábado el pago del impuesto de actos jurídicos que grava a las hipotecas y que hasta ahora corría a cargo de los clientes. Pero no en todos los casos. El Gobierno ha aprovechado el cambio de esta normativa para hacer algún que otro retoque. Entre ellos que las entidades financieras estarán exentas de abonar la tasa cuando el préstamo se lo concedan a la iglesia, a partidos políticos con representación parlamentaria o al Estado. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, defendió estos cambios porque estas entidades "no son iguales a quienes buscan un lucro".

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el decreto aprobado el jueves por el Consejo de Ministros y que tiene el objetivo de aclarar quién debe asumir el pago del gravamen después de la fuerte polvareda levantada por el Tribunal Supremo. El pleno del Alto Tribunal se pronunció hace unos días a favor de que fuera el cliente el que asumiera el coste de este impuesto, en contra de lo que habían determinado tres sentencias de mediados de octubre que apostaban porque fuera el banco.

El decreto publicado ayer en el BOE modifica el artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para establecer que en el caso de escrituras de préstamos con garantía hipotecaria será el banco el que tenga que abonar esta tasa. Pero aprovechando el viaje, el Gobierno también ha realizado cambios en el artículo 45 para que el banco no tenga que hacer frente a esta tasa cuando conceda una hipoteca al Estado, las administraciones públicas territoriales e institucionales y sus establecimientos de beneficencia, cultura, Seguridad Social, docentes o de fines científicos. Esa exención será aplicable también a los partidos políticos con representación parlamentaria, Cruz Roja Española, la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), la Obra Pía de los Santos Lugares, la Iglesia Católica y las iglesias, confesiones y comunidades religiosas que tengan suscritos acuerdos de cooperación con el Estado. Tampoco lo deben afrontar cuando lo hipoteca sea para entidades sin fines lucro acogidas al régimen especial como, por ejemplo, fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública, ONG´s o federaciones deportivas. José Luis Ábalos defendió a uñas y dientes estas exenciones, considera que no se trata de ningún privilegio "porque tratar por igual a los que no son iguales sí que es una clara desigualdad".

Al final, esto supone que para los bancos será más barato concederles una hipoteca estas entidades que a cualquier particular, lo que implica que podrían ofrecerles mejores condiciones. El último retoque hecho por el Gobierno en la ley ha sido el de modificar el impuesto de sociedades. El objetivo es el de evitar que las entidades financieras puedan utilizar lo que tienen que abonar por esta tasa para desgravarlo después en la factura de ese impuesto de sociedades. Aunque la norma entra hoy en vigor, las entidades podrán deducirse este impuesto hasta el 1 de enro.

Investigación

Por otra parte, el Govern catalán anunció ayer que presentará una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que investigue si el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y el presidente de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo, Luis Díez-Picazo, cometieron delito en la polémica sentencia de las hipotecas. Desde el Parlament, la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, expuso que la Fiscalía está "obligada a investigar" si ha habido delito en el "cambio de una sentencia firme", después de que el Supremo acordara que sea el cliente quien abone el impuesto de Actos Jurídicos Documentados vinculado a la firma de una hipoteca, con lo que dio un paso atrás en la reciente doctrina, dictada hace tres semanas, que imponía a la banca el pago de este gravamen.

La decisión no se ha hecho esperar. Los bancos subirán los diferenciales para encarecer los créditos hipotecarios y así absorber el impacto que el impuesto de actos jurídicos documentados, que tendrán que asumir a partir de hoy, pueda tener sobre sus cuentas. "Hay alguna entidad bancaria que ya los incrementó la semana pasada", advierte Leticia del Estal, experta en materia tributaria

En estos días de presentaciones de resultados empresariales los responsables de algunas entidades financieras vienen reconociendo, algunos de forma más explícita que otros, que a partir de ahora las hipotecas se van a encarecer. Por ejemplo, María Dolores Dancausca, consejera delegada de Bankinter, asegura que estos préstamos serán algo más caros, pero "siempre dentro de un precio competitivo".

Del Estal asegura que todos estos golpes que está sufriendo la banca provocará que las hipotecas sean cada vez un producto "menos atractivo" para las entidades. De hecho, ya están apostando por volcarse en tratar de comercializar otro tipo de productos que ya les resultan más rentables, agrega. La banca se está llevando numerosos varapalos judiciales con respecto a este tipo de préstamos. Todo esto provocará, según aventura Del Estal, que a no muy tardar "a los ciudadanos les cueste más poder acceder a la compra de una vivienda".

La subida de los diferenciales es una de las opciones que tiene la banca para amortiguar el golpe de asumir la tasa. pero también puede vincular esos préstamos con otros productos (seguros o tarjetas de crédito).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook