El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dictó ayer el auto de sobreseimiento provisional de la causa en la que se investiga al expresidente de Banesto, Mario Conde, por supuesto blanqueo de 13 millones de euros. Para Pedraz era "fundamental" probar que el dinero aflorado en las cuentas de Conde entre 1999 y 2014 procedía de los fondos que sustrajo de Banesto, como denunciaba la Fiscalía, que atribuía a Conde un delito de blanqueo de capitales, ocho contra Hacienda Pública, otro de organización criminal y uno más continuado de frustración de la ejecución por esa responsabilidad civil que no había abonado en el caso Banesto. El juez concluye que "el dinero no tiene un origen relevante para el proceso pues sería anterior a Banesto".