05 de julio de 2018
05.07.2018

Pescanova recibirá el primer barco para Namibia en 2019 y vende derechos en Argentina

-Armón entrega el próximo año la primera unidad -Traspasa un permiso de pesca por 300.000 euros

05.07.2018 | 02:25
El "Argenova XI" se hundió en el año 2010. // FdV

Nueva Pescanova recibirá el próximo año el primero de los cuatro pesqueros encargados a Armón Vigo para faenar en Namibia y Mozambique. Será la primera unidad de la renovación emprendida por la pesquera, que además de las cuatro unidades que realizará la factoría viguesa llegarán otros tres buques que se realizarán en Armón Burela. Mientras, la firma ha vendido por 350.000 dólares (unos 300.000 euros al cambio actual) el permiso de pesca y los derechos históricos del Argenova XI, hundido en aguas argentinas en 2010.

Según informaron desde la compañía, Armón Vigo entregará la primera unidad del, hasta la fecha, mayor pedido de buques de la historia pesquera de Galicia, de 42,5 millones de euros. El encargo consta en concreto de tres arrastreros fresqueros para Namibia y cuatro marisqueros para Pescamar, de Mozambique.

En lo que respecta a la venta de Argentina, la armadora Maronti se ha hecho con los derechos de pesca del buque de la filial Argenova, actualmente en proceso post-concursal. En la petición al Juzgado para autorizar la venta, desde la firma explicaron no prevén "la adquisición de un nuevo buque en reemplazo del siniestrado", por lo que entienden que el permiso "caducará inexorablemente", implicando "la pérdida de un activo de importante valor para la sociedad".

La oferta de Maronti aprobada fue de 350.000 dólares, que al cambio actual son unos 300.000 euros. En un principio los derechos de pesca del buque estaban valorados en 500.000 euros, pero "la evolución de la política cambiaria desde el 2013 a la fecha hace aceptable la venta de dichos derechos en 350.000 dólares".

El Argenova XI se hundió el 11 de marzo de 2011 cuando estaba navegando a unas 10 millas de la costa a la altura de Villa Gesell, en dirección a Puerto Deseado. El buque, de 45 metros de eslora, sufrió una importante vía de agua que la tripulación no podía controlar. Ante esta emergencia las ocho personas a bordo decidieron abandonar el barco en dos balsas salvavidas para ser rescatados poco después por el pesquero Tesón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook