17 de mayo de 2018
17.05.2018

Zara abre en Londres su "flagship" dotada con la última tecnología

Permite la recogida de pedidos online e incluye la tecnología de realidad aumentada

17.05.2018 | 12:58
Vista exterior de la flagship de Stratford (Londres)

Zara abrirá dos flagship en solo dos días. El gigante textil abrió esta mañana su tienda de Startford (Londres) y mañana tiene previsto hacer lo propio en Bilbao. Las obra de reforma del establecimiento londinense de 4.500 metros cuadrados arrancaron el pasado mes de enero para dotar a la tienda de la últimas tecnologías desarrolladas por la multinacional gallega. En concreto, es la primera tienda Zara que cuenta con una sección exclusiva para la compra y recolección de pedidos online. Cuenta con dos puntos de recogida automatizada de pedidos online, que pueden llegar a manejar 2.400 pedidos de manera simultánea, según recalca Inditex a través de un comunicado. Un lector de códigos de barras escanea los códigos QR o PIN que los clientes reciben con los pedidos online para que, posteriormente, un brazo robótico organice los paquetes para distribuirlo a los clientes en el propio establecimiento.

Además, el establecimiento está dotado también de tecnología RFID, que detecta las prendas y permiten que los clientes comparen el look sin necesidad de probarse las prendas. El movimiento de la compañía se produce después de haber puesto en marcha la realidad aumentada en 120 flagship de todo el mundo durante las dos primeras semanas del mes de abril. "La reapertura de la flagship de Zara en Stratford es un momento importante para Inditex. Estamos en una posición única ya que disfrutamos de una plataforma de ventas global que integra completamente tienda y online. En los últimos años, hemos invertido en la tecnología más avanzada y en la optimización de nuestras tiendas con este objetivo", señaló el presidente ejecutivo del grupo Inditex, Pablo Isla.

Las nuevas aperturas de Zara no cesan. Mañana abrirá su flagship de 5.000 metros cuadrados en Bilbao, en un edificio de la céntrica calle de Gran Vía en el que ha realizado obras de restauración para recuperar su valor patrimonial de la obra arquitectónica, que minimizará su consumo de energía (un 20% menos de electricidad y un 40% menos de agua).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook