16 de mayo de 2018
16.05.2018

Denuncian que la brecha salarial de género en Inditex llega a 300 euros

La CIG asegura que se discrimina por aspecto físico y se relega a las mujeres de más edad

16.05.2018 | 20:05

La CIG ha denunciado este miércoles desigualdades por sexos en tiendas del grupo Inditex, con una brecha salarial de hasta 300 euros por el mismo puesto.

En una rueda de prensa en Santiago, la secretaria confederal de Igualdade de la CIG, Margaridad Corral, sostiene que en los sueldos "muy vinculados a los pluses siempre van a ser superiores los salarios de los hombres que de las mujeres". Así, expone que "hay una diferencia de entre 200 y 300 euros entre hombres y mujeres" en cargos como los de cajeros de secciones, cajeros de central o comerciales.

En este sentido, Corral lamenta que "las condiciones que ellos tienen están muy por encima de las mujeres", por lo que reclama que sean "igualitarias".

Tras una jornada con miembros de los comités de empresa de Inditex, María do Tránsito Fernández (CIG) ha denunciado que "las comisiones" en "ropa de caballero son más altas que en mujeres o en niños", y, "curiosamente, en caballero hay más hombres que mujeres".

Asimismo, María do Tránsito Fernández advierte de que "más del 90%" de las mujeres en tiendas "están a tiempo parcial", en cambio "la mayoría de los hombres están a tiempo completo porque hacen funciones distintas".

Planes de igualdad

De este modo, Margaridad Corral explica que hay "diferencias" entre aquellos centros de trabajos en los que hay implantados planes de igualdad con los que no los tienen.

Por ello, este sindicato demanda que se activen los planes de igualdad para "homologar" las condiciones laborales en todas las tiendas y que "esas discriminaciones no se produzcan",


Ante esto, reprocha la "negatividad" de Inditex a negociar planes de igualdad en Galicia, ya que reprocha los encuentros se hacen en Madrid a pesar de tener su sede en Arteixo (A Coruña).

Discriminaciones por aspecto físico

También censura María do Tránsito Fernández que hay discriminaciones "por el aspecto físico", porque "se dice cómo se tiene que llevar el pelo o los pendientes", "con cursos de maquillaje" para que "cada una se maquille de una manera diferente" en función de la tienda.

Aquí, María do Tránsito Fernández sostiene que "no es lo mismo el maquillaje que se usa en tiendas de Massimo Dutti", con piezas de ropa que "triplican" en precio a las de Bershka, por lo que "les exigen mucho más" en lo que la CIG identifica con "la tiranía de la imagen". Pone de ejemplo que hasta "la forma de hacer la coleta" es diferente entre tiendas.

Carmiña Naveira, representante de la CIG en Zara, llama la atención sobre que en esta cadena las plantillas "suelen ser más veteranas" y "la mayoría" son relegadas a puestos secundarios, de forma que "las trabajadoras de más edad pasan a formar parte de los equipos de almacén" o a puestos menos visibles como "probadores".

A esto se unen otras críticas que realiza este sindicato en las condiciones laborales en Inditex como que hay descargas "inhumanas" en los almacenes, con denuncias trasladadas a Inspección de Trabajo.


Reclamaciones salariales en Bershka en A Coruña

Por otra parte, la CIG ha informado de que ha pedido una reunión con la dirección de la empresa para abordar mejoras salariales que equiparen a las trabajadoras de Bershka de A Coruña con las del resto de Galicia.

Así, el sindicato explica que el año pasado las empleadas de la provincia de Pontevedra consiguieron un plus de 80 euros mensuales tras la huelga que llevaron a cabo, una mejora que se aplicó también a las trabajadoras de Lugo y Ourense.

Sin embargo, sostiene que en A Coruña ese plus se encuentra en 72 euros, por lo que llevan cinco meses cobrando por debajo del resto de sus compañeras, así que se demanda que sea la misma cantidad para todas. Por ello, la CIG avisa de que "no se descarta" adoptar medidas de presión en la provincia coruñesa como ocurrió en 2017 en Pontevedra si no se cede a esa equiparación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook