Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El negocio del papel en la comunidad

La mayor pastera lusa adelanta a 2018 la creación en Galicia de su base forestal

-Incrementa las compras de madera gallega en paralelo al "desarrollo" de este proyecto -Sube su apuesta por el mercado de pañuelos y estudia la compra de firmas en Cataluña

Vista aérea de las instalaciones de Navigator Company, antigua Portucel, en Figueira da Foz. // TNC

Vista aérea de las instalaciones de Navigator Company, antigua Portucel, en Figueira da Foz. // TNC

El proyecto de The Navigator Company (antes Portucel Soporcel) para asentarse en Galicia toma forma. La mayor papelera portuguesa está "trabajando" en la puesta en marcha de este proyecto, que confía en poder materializar el año que viene, como confirmaron fuentes oficiales de la compañía a FARO. "Durante la conference call por los resultados de la primera mitad del año mencionamos el objetivo de diversificar los proveedores de eucalipto y evaluar la posibilidad de desarrollar una base forestal en Galicia", exponen desde la empresa de Setúbal. Ahora ya están "trabajando en ese proyecto", ratifican. Su cristalización permitiría a Navigator esquivar las políticas del Gobierno de António Costa, que han vetado nuevas plantaciones de eucalipto, y competir con Ence en su casa. Aunque han preguntado por terrenos en Lugo, desde la pastera portuguesa no han ofrecido más detalles de su iniciativa.

"Contactaron con proveedores y asociaciones de propietarios, incluso por alquileres de terrenos", afirma Daniel Villapol, expresidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la 1ª Transformación de la Madera de Lugo y empresario del sector. "Están interesados por la importación de materia prima", añade. A día de hoy la actividad compradora de Navigator Company en Galicia se ha recuperado y compra ya en torno a un millón de metros cúbicos de madera anuales. El monte lucense tiene mayor densidad de eucaliptos que el pontevedrés y, según los expertos, está "mejor administrado". "Por eso en la Mariña no hay casi incendios". Desvinculan así a esta especie, ampliamente denostada y de procedencia australiana, con la prevalencia de fuegos.

Pero en el Gobierno portugués no piensan lo mismo. De hecho la reforma lusa que ha motivado la decisión de Portucel pasa por declarar al país como un territorio libre de nuevas plantaciones de eucaliptos hasta 2030. Hasta entonces, en virtud de la Estratégia Nacional para as Florestas, el área total poblada con eucaliptos no podrá sobrepasar las 812.000 hectáreas actuales. En el mismo periodo Lisboa pretende aumentar la población de carballos un 40%. El incendio de Pedrógão Grande, la ola de fuegos de hace dos semanas y la presión de Los Verdes no han ayudado a la industria maderera, que ha tratado de desvincular al eucalipto de la propagación del fuego en los bosques con el anuncio de programas de I+D o la puesta en marcha de labores de silvicultura. Navigator ha cifrado en 2,2 millones de euros las pérdidas económicas preliminares por los últimos incendios de Portugal.

Inversión

En paralelo al desarrollo de su base forestal en Galicia - no será "industrial", aseguran desde la empresa- la antigua Portucel confía parte de su expansión al mercado de los pañuelos de papel, papel higiénico y de cocina ( tissue, en el argot financiero). Prevé alcanzar unas ventas en este segmento de 160 millones de euros en 2020, el doble que las previstas para el ejercicio en curso. De hecho la política inversora de la papelera ha sido muy activa en este área, con la puesta en marcha de una factoría en Cacia (distrito de Aveiro) de 112 millones de euros. A preguntas de los inversores la pasada semana durante otra conference call, la dirección del grupo confirmó que prevén crecer de forma orgánica e inorgánica (compra de otras empresas). "Primero queremos conocer el mercado y ver si es tan rentable como esperamos", expuso uno de sus directivos. "El mercado en la Península Ibérica crece al 3-4% anual, y hay players pequeños que están cerrando o tienen problemas financieros", añadió.

Ya en 2015 desembolsó 80 millones por la factoría de pañuelos AMS, en Vila Velha de Ródão, en el centro del país. Ahora, según la prensa portuguesa, lo que analiza es la adquisición de empresas en Cataluña. "Es en España donde vemos espacio futuro para que Navigator se expanda significativamente dentro del segmento tissue", firmó un analista de Banco de Investimento Global (BiG), tal y como ha publicado Jornal Económico. "Existen varios productores en Cataluña que son atractivos a medio plazo por su dimensión y proximidad con Francia".

Compartir el artículo

stats