Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo dos firmas de componentes de capital 100% vigués tienen más de 300 empleados

La venta de Maviva a Ferrovial deja a Viza y Aludec como principales bastiones gallegos del sector - Fondos de inversión negocian la compra de otros dos proveedores vigueses

La venta del grupo vigués Maviva a Ferrovial Servicios ha reducido a dos la lista de proveedores de capital 100% gallego que superan con holgura la barrera de los 300 trabajadores en la comunidad. Se trata de Viza, que suma más de un millar de empleos (más de 400 en su central de Porriño) entre Galicia, Eslovaquia, Marruecos y México, y Aludec, con más de 400 efectivos en la Península y en Francia. Fuentes del sector indicaron a FARO que la adquisición del consorcio vigués de logística de precisión (Maviva) no será la última operación que se fragüe este año, y apuntaron a que otros dos proveedores vigueses negocian la entrada de fondos de inversión en su capital.

La recuperación del sector de automoción y la posición de debilidad frente a las grandes multinacionales extranjeras y la competencia low-cost de Portugal y Marruecos han reactivado el apetito por los fabricantes de componentes y las auxiliares gallegas. La venta de Maviva, que según su expropietaria, Maruxa Sanmartín, permitirá a la empresa "desarrollar su potencial de crecimiento", es un ejemplo de este proceso de concentración que afecta a la industria de la automoción. De hecho, de la quincena de empresas del sector que emplean en Galicia a más de 300 trabajadores ya solo quedan dos de capital 100% autóctono: Viza Automoción y Aludec (Grupo Copo está participado en varias de sus filiales por la multinacional francesa Faurecia).

Expansión internacional

Haz click para ampliar el gráfico

Ambas empresas se encuentran en proceso de expansión internacional (Viza acaba de abrir una planta en México y Aludec, otra en Portugal) y mantienen sus centros de decisión en la comunidad. El resto de proveedores con más de 300 empleados son multinacionales extranjeras (Faurecia, Denso, Benteler, ZF, MGI Coutier, BorgWarner, Plastic Omnium, GKN Driveline, Reydel, Lear) o españolas (Gestamp, CIE Automotive) que en la mayoría de casos fueron absorbiendo antiguas empresas viguesas (Ensa, Dalphi Metal, Fundiyacto, PGA, Lignotock, etc.) o se instalaron a principios de la pasada década para acompañar a los nuevos lanzamientos del centro de Vigo de la multinacional francesa Grupo PSA.

Por debajo del umbral de los 300 trabajadores todavía queda un nutrido grupo de fabricantes de componentes y de auxiliares de capital gallego, como Izmar, Marsan, Valver, Drovigo, Proa, Delta Vigo, Matrigalsa, Demsu, Exla, W.R. Freiría y Cablerías Auto, entre otros, sobre los que también hay interés por parte de empresas extranjeras pero principalmente de fondos de inversión. Fuentes del sector consultadas revelaron que en la actualidad se están realizando tasaciones de al menos otros dos proveedores vigueses para dar entrada a fondos en su accionariado, operaciones que podrían cerrarse antes de final de año.

El mayor riesgo de la pérdida de galleguidad de los proveedores es que las decisiones estratégicas ya no se tomarán en Galicia, por lo que pierden independencia con respecto a posibles nuevas inversiones. En la actualidad, solo tres de las quince mayores empresas del sector en la comunidad por volumen de facturación (de nuevo Viza Automoción, Aludec y Grupo Copo) mantienen capital gallego, frente a las otras trece, que son multinacionales, una española (Gestamp Vigo), y el resto, extranjeras. En estos casos, los centros de decisión están todos fuera de España, principalmente en Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos (EE UU), lo que confirma el carácter internacional de esta industria.

Compartir el artículo

stats