26 de abril de 2017
26.04.2017

Gestamp pone a la venta su filial eólica, con una fábrica en Galicia

La planta de grandes torres de O Carballiño emplea a cerca de 400 trabajadores - El grupo quiere desinvertir en renovables

26.04.2017 | 01:29
Producción de torres eólicas en la planta de Gestamp en O Carballiño, antes de la viguesa Ganomagoga.

Los máximos accionistas de la corporación Gestamp -la familia Riberas- han puesto en venta su filial eólica (Gestamp Wind) dentro del plan de desinversiones en renovables iniciado el pasado 2015, operación que afectaría a la planta de torres eólicas de O Carballiño, Gestamp Wind Steel Galicia (en su origen, de la compañía viguesa Ganomagoga). Según Expansión, la firma de Gestamp tiene un valor aproximado de 2.000 millones de euros y activos en España, Polonia, Rumanía, Estados Unidos, México, Turquía, Brasil y Sudáfrica. La búsqueda de posibles compradores corre a cargo de Bank of America.

La potencia instalada de Gestamp Wind era de 1.000 megavatios al cierre del año pasado y para este 2017 tiene planeado iniciar proyectos por otros 450 megavatios. La venta afectaría a priori tanto a las fábricas de torres y componentes eólicos como a los parques ya instalados, pero no hay confirmación oficial al respecto. En O Carballiño, Gestamp Wind Steel Galicia emplea a cerca de 400 personas en el polígono empresarial de A Uceira. En 2015, esta fábrica registró unos ingresos de 41,4 millones de euros, con un Ebitda de 3,5 millones.

En origen, la planta fue construida por el grupo vigués Ganomagoga, que vendió toda su participación a Gestamp en septiembre de 2013. Ganomagoga llegó a ser el mayor fabricante de torres de aerogeneradores de Noroeste con sus centros de O Carballiño (Aplicarmetal) y Pernambuco (Brasil), ambos ahora en manos de Gestamp.

El grupo vasco había irrumpido en el capital de Ganomagoga en el segundo semestre de 2008, interesado en la experiencia de la firma viguesa en el sector eólico, sobre todo en la fabricación de grandes torres de aerogeneradores (éstas llegan a superar los 100 metros de altura), y que se exportan a todos los mercados del mundo (sobre todo Europa y Latinoamérica). La cartera de productos eólicos de Ganomagoga también incluía plataformas, escaleras y elevadores y componentes eléctricos (cableado, bandejas, iluminación).

La separación entre Gestamp y Ganomagoga se produjo en 2013, según el Registro Mercantil. La corporación vasca salió de la sociedad viguesa -que tiene una planta en Ponteareas que sigue fabricando torres eólicas, además de otros productos para automóvil, naval y estructuras- pero se quedó con las plantas de Aplicarmetal (O Carballiño) y Brasil. Las instalaciones brasileiras tienen capacidad para fabricar 400 torres eólicas al año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook