22 de abril de 2017
22.04.2017

Botada la plataforma Magallanes por la que se interesan varias eléctricas

"El camino es duro y hay retos que superar", dice Alejandro Marques, líder del proyecto para generar energía con la fuerza de las mareas

22.04.2017 | 01:58
La plataforma Magallanes ya está en la ría de Vigo. // Adrián Amoedo
Así fue la botadura de la "Plataforma Magallanes" en la ría de Vigo. // Marta G. Brea

La plataforma redondelana para obtener energía a través de la fuerza de las mareas ya está en el agua. El artefacto de Magallanes Renovables fue botado ayer en la terminal de cruceros viguesa y su máximo responsable, Alejandro Marques de Magallanes, indicó que ya hay varias eléctricas interesadas en el proyecto y atentas a su "evolución". Con una potencia que daría para abastecer entre 1.500 y 2.000 viviendas unifamiliares, el Atir, como fue bautizado, pasará por la última puesta a punto antes de la instalación de las palas -o hélices- cuando esté fondeado en la ría.

Con Adela Crespo como madrina y tras la bendición a cargo del sacerdote Benito Estévez, tres grúas de gran tamaño -incluyendo una supergrúa traída expresamente para el acto- comenzaron a mover el artefacto paulatinamente. Ahora, se prepara para "dos-tres semanas" en las que se trabajarán en su interior para dar paso a las primeras pruebas en la ría viguesa. Como explicó Pablo Mansilla, director técnico del proyecto, las pruebas de arrastre (para simular una corriente fuerte) tendrán lugar a mediados de julio "varias millas mar adentro". Ya en septiembre, será testado durante aproximadamente un año en las Islas Orcadas (Escocia), en el Centro Europeo de Energías Marinas (EMEC, por sus siglas en inglés).

Antes, unos buzos se encargarán de la instalación de las palas, que tendrá lugar en la salida de la ría cuando el Atir esté fondeado.

El responsable de Magallanes volvió a recordar durante el discurso inaugural que se trata del "primer molino flotante con acceso a la sala de máquinas", lo que da una ventaja competitiva sobre el resto al facilitar "el mantenimiento de todo el equipo" y suponer "una mejora importante de los costes de mantenimiento".

La plataforma, construida en las instalaciones de la empresa Grupo Ganain en Mos y con diseño de la ingeniería naval gaditana Sea Master, tuvo un coste total de "entre 7 y 8 millones de euros" en los que están incluidos los presupuestos para poder llevar a cabo las pruebas. Alejandro Marques de Magallanes concretó que "más o menos el 50% de ese total ha sido subvencionado", pero no evitó recordar a la Xunta la ausencia de ayudas para este proyecto mientras que sus competidores en el mercado internacional sí cuentan con el apoyo de sus administraciones, tanto centrales como regionales. "El camino es duro y hay retos que superar", sentenció.

El acto de botadura en la Estación Marítima comenzó con los discursos de la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido; el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga. En sus intervenciones los tres coincidieron en destacar que el proyecto es un "orgullo" para Galicia y para la ciudad de Vigo, así como para Redondela, y también tuvieron palabras de cariño para todo el equipo y para Adriano Antonio Marques de Magallanes, padre de Alejandro. "Estáis conquistando el futuro", indicó Caballero justo después de que López Veiga declarara que "desde Vigo se pueden hacer desarrollos para las renovables del futuro". Garrido, por su parte, resaltó la "gran pasión por el mar" del responsable de la firma y que "se inspiró cuando estaba en Tarifa", con las fuertes corrientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas