28 de febrero de 2017
28.02.2017

El fiscal pedirá medidas cautelares para Blesa por las tarjetas pero no para Rato

La acusación popular mantendrá la petición de ingreso en prisión para los dos exdirigentes de Caja Madrid, que recurrirán al Supremo

28.02.2017 | 02:53

La Fiscalía Anticorrupción pedirá medidas cautelares, entre las que podría incluir el ingreso inmediato en prisión, para el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, condenado el pasado jueves a seis años de cárcel por las tarjetas opacas al fisco de las que dispusieron 65 exconsejeros y exdirectivos de Caja Madrid y Bankia para cubrir gastos particulares. La fiscalía no pedirá medidas cautelares para Rodrigo Rato y el resto de condenados mientras se resuelven sus recursos al Tribunal Supremo, según el escrito conocido ayer. Rato, sucesor de Blesa al frente de Caja Madrid y primer presidente de Bankia, fue condenado a cuatro años y seis meses de cárcel.

La decisión definitiva la tomará el tribunal durante una vistilla que se celebrará en los próximos días y en la que la acusación popular, que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), reclamará el ingreso en prisión provisional tanto de Blesa como de Rato.

La fiscalía se suele inclinar por pedir el ingreso inmediato en prisión para los condenados a más de cinco años de cárcel, circunstancia en la que se halla Blesa pero no Rato y tampoco el resto de los condenados. Blesa ya estuvo en prisión provisional y se le retiró el pasaporte en mayo de 2013, en la investigación por las presuntas irregularidades en la compra del City National Bank de Florida, aunque ambas medidas las levantó la Audiencia Provincial de Madrid poco después.

Las medidas cautelares se solicitarán a la espera de que la sentencia sea firme (Blesa y Rato, además de otros procesados, ya anunciaron que recurrirán su condena al Tribunal Supremo) y pueden consistir desde comparecencias judiciales hasta retirada de pasaporte, prisión eludible con fianza y prisión incondicional.

La acusación popular prevé recurrir al Supremo en petición de que, además de por un delito de por apropiación indebida, los condenados también sean considerados culpables de otro de administración desleal, del que fueron declarados inocentes por la Audiencia Nacional.

Rato tiene pendientes otras causas judiciales sobre su gestión en Bankia y su salida a Bolsa, sobre los contratos de la entidad con diversos proveedores y la relación de éstos con Rato, y sobre el patrimonio del expolítico, a quien se le acusa de supuestos delitos de fraude fiscal, blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y tráfico de divisas.

Los 65 usuarios de las tarjetas Visa de Caja Madrid y Bankia cargaron en ellas gastos particulares por un monto de 15 millones de euros entre 1999 y 2012, aunque solo fueron juzgados por haber dispuesto de 12 millones.

Serra y Todó

Por otro lado, la Confederación intersindical de cajas (CIC), que ejerce de acusación particular en el caso de los sueldos desproporcionados de Catalunya Caixa, ha pedido diez años de prisión para el exdirector de Catalunya Caixa Adolf Todó y cuatro para el que era presidente Narcís Serra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook