23 de febrero de 2017
23.02.2017

PSA duplica sus beneficios en 2016, con 1.730 millones

El presidente de PSA, Carlos Tavares, destacó que se trata "del tercer año consecutivo de crecimiento"

23.02.2017 | 10:35
Producción en una factoría de PSA. // FdV

PERFIL

Tavares y el "milagro" PSA

El ejecutivo luso logró en solo tres años revertir las milmillonarias pérdidas

 
 

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen, que se encuentra en conversaciones para comprar Opel, tuvo el pasado año 1.730 millones de euros de beneficios, lo que significó casi duplicar los 899 millones de 2015.

El presidente de PSA, Carlos Tavares, destacó hoy en la presentación de los resultados a la prensa que 2016 fue "el tercer año consecutivo de crecimiento" tanto del margen operativo en la división automovilística, como de los volúmenes de coches vendidos y del flujo de caja.

El resultado operativo en términos absolutos subió un 32 % hasta 2.611 millones de euros, mientras que el corriente aumentó un 18 % hasta 3.235 millones, lo que representó un 6 % de margen sobre la facturación (había sido del 5 % en 2015).

En la división automovilística, el resultado operativo progresó un 19 % hasta 2.225 millones de euros, con un margen del 6 % (un punto porcentual más que el ejercicio precedente), lo que la empresa atribuyó al incremento de las venta y del precio de sus vehículos, pero también a la reducción de los costes fijos y de producción.

En el negocio de financiación de créditos de sus compradores, el resultado operativo corriente fue de 571 millones de euros, un 11 % superior al de 2015.

Por lo que se refiere a la filial de componentes Faurecia, su resultado operativo corriente aumentó un 17 % hasta 970 millones de euros.
La facturación disminuyó un 1,2 % a causa de las variaciones de tipo de cambio para quedar en 54.030 millones de euros, aunque la compañía se esforzó en destacar que en términos equivalentes se incrementó un 2,1 %.

Lo mismo ocurrió en el negocio automovilístico, con unos ingresos que descendieron un 1,2 % en cifras absolutas con 37.066 millones de euros, mientras que a tipo de cambio constante subieron un 2,7 %, lo que PSA vinculó con los nuevos modelos que ha lanzado recientemente y con su estrategia de precios.

El pasado año, el fabricante francés vendió 3.146.000 coches en todo el mundo, lo que significó un alza del 5,8 %, gracias al buen comportamiento de su mercado doméstico europeo (las matriculaciones ascendieron un 3,6 % hasta 1.930.000 unidades) y al tirón de algunos países emergentes, en particular en África, Oriente Medio y Latinoamérica que compensaron la caída en China.
A finales de diciembre, PSA tenía 406.000 vehículos en sus existencias, 56.000 más que un año antes.

El grupo francés, que estima que el mercado automovilístico en 2017 permanecerá estable en Europa, Latinoamérica y Rusia y crecerá un 5 % en China, elevó sus objetivos operativos para los próximos ejercicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook