22 de febrero de 2017
22.02.2017
Jornada "El relanzamiento de la economía azul en la fachada atlántica"

PSA defiende crear un polo industrial con Portugal y Marruecos liderado desde Vigo

El director del centro de Balaídos asegura que estos países suponen "una oportunidad" para la economía gallega - Porro aboga por la "colaboración" y "complementariedad"

22.02.2017 | 02:22
Teresa Pedrosa, Michel Hortolan, Corina Porro, Frédéric Puech y López Veiga, ayer, en la jornada. // J. Lores

Portugal y Marruecos representan una "oportunidad" para Galicia, "no una amenaza". Lo afirmó ayer el director de la planta de Balaídos de la multinacional automovilística francesa Grupo PSA, Frédéric Puech, quien aprovechó su participación en una jornada organizada por el Consello Económico e Social (CES) de Galicia sobre la "economía azul" en la fachada atlántica para defender la constitución de un "polo de competitividad atlántico" que integre a Portugal y a Marruecos, pero liderado desde Vigo. Ese afán integrador fue compartido por la presidenta del CES, Corina Porro, que apostó por la "cooperación" y la "complementariedad" entre las diferentes regiones del arco atlántico frente a otras visiones "cortoplacistas".

Ante medio centenar de empresarios y agentes sociales reunidos en el edificio de sesiones del Puerto vigués, Puech abordó con naturalidad uno de los puntos que más polémica ha suscitado en los últimos meses en la industria del motor: la competencia que ejercen Portugal y Marruecos. Para el francés, más que competencia, Portugal y Marruecos son una "buena oportunidad" para mejorar la competitividad de las empresas gallegas (por la posibilidad de aprovisionarse a menores precios), por lo que instó a consolidar un polo industrial atlántico que aúne estas tres regiones (Galicia, Portugal y Marruecos), conectado por vía marítima y en el que Vigo debe mantener un papel central.

El director de PSA-Vigo explicó que la industria del automóvil se está desplazando hacia el Este de Europa y el Sur, y que Balaídos no puede permanecer ajeno a esa tendencia natural. Puech señaló que una vez en marcha la planta de Kénitra (próxima a Rabat, con capacidad para 200.000 coches al año), las fábricas ibéricas (Vigo, Mangualde y Madrid) y la de Marruecos alcanzarán en conjunto una producción de más de 1 millón de coches al año, el mismo volumen de vehículos que se fabrican en Francia, lo que da una idea del enorme potencial de este polo de competitividad atlántico. Para consolidarlo, el máximo responsable de PSA en la Península cree vital extender la autopista del mar a Tánger: "El mar nos hace más fuertes". "Queremos ser la planta de coches más rentable de Europa", apuntó.

Ya en la inauguración de la jornada, la presidenta del CES, Corina Porro, apostó por una mayor "cooperación" y "complementariedad" entre las diferentes regiones de la fachada atlántica frente a otras posturas "cortoplacistas" y proteccionistas. Porro defendió el papel integrador que tienen los consejos económicos y sociales y el potencial del mar como fuente de riqueza y empleo. También el ya expresidente de la Red Transnacional Atlántica (su puesto ha sido ocupado por el vasco José Huidobro, como avanzó este periódico), el francés Michel Hortolan, ahondó en las oportunidades que brinda el mar y en la necesidad de protegerlo en beneficio de todos. Hortolan criticó que cada año se arrojan al mar más de seis millones de toneladas de plástico y que se está acelerando la extinción de especies, y llamó a prohibir prácticas como la minería a gran profundidad (que en aguas de países como Namibia amenaza a la flota gallega).

Además de Puech, participaron como ponentes en la jornada Enrique López Veiga, presidente del Puerto vigués, y Teresa Pedrosa, delegada del Estado del consorcio de la Zona Franca. El primero coincidió con las tesis de Puech de estrechar lazos con el Norte de Portugal y Marruecos. "Lo que le va bien a PSA, le va bien a Vigo, por eso tenemos que apostar por la extensión de la autopista del mar hasta Tánger", afirmó. Una línea regular entre ambos puertos permitiría un flujo de comercio estable en ambos sentidos, abriendo nuevos mercados a las empresas gallegas y abaratando a la vez su aprovisionamiento. López Veiga insistió en que Galicia necesita estar "bien conectada", también por carretera y ferrocarril, para mejorar la competitividad de sus empresas.

Pedrosa, por su parte, recordó que "de las 15 actividades empresariales más importantes de la economía gallega, cuatro de ellas están directamente relacionadas con el medio marino". La delegada aprovechó su exposición para trasladar a la audiencia la importancia que tiene para Vigo y Galicia dotar al Campus del Mar de una buena ubicación en la ETEA y que la Zona Franca pueda desarrollar allí el centro "Emprendemar" donde se aplicarán los ejes básicos de actuación del Centro de Evolución Gastronómica de Galicia pero especializando su actividad en los productos del mar. "Igual que el Consorcio ha apoyado con éxito el desarrollo del sector de la automoción o el aeroespacial, ahora debemos hacerlo con el gran sector mar", afirmó Pedrosa. La jornada del CES fue clausurada por la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook