21 de febrero de 2017
21.02.2017

El Popular consuma el relevo de Ron con el objetivo de recuperar "un gran banco"

La junta aprueba el nombramiento de Saracho, que se fija como prioridad la recuperación de la acción -Ficha como consejero a un ex de Castellano

21.02.2017 | 01:57
Desde la izq., Ángel Ron (expresidente), Emilio Saracho (presidente) y Pedro Larena (CEO). // BP

La junta extraordinaria de accionistas del Banco Popular consumó ayer el relevo del compostelano Ángel Ron al frente de la entidad, cargo que ha asumido Emilio Saracho con prácticamente los votos favorables de todos los asistentes. La prioridad del cambio de patrón es el de recuperar "un gran banco", como lo definió su vicepresidente, Roberto Higuera, así como elevar el precio de la acción, que cerró ayer por debajo de los 84 céntimos tras anotarse una caída del 0,59%. Tras asumir el cargo, el nuevo presidente de la entidad manifestó su "satisfacción" de formar parte de Popular, "una entidad muy relevante para la economía española", y se reconoció "muy consciente" de la "alta responsabilidad" que asume.

Por otra parte, el consejo de administración del banco acordó por unanimidad nombrar por cooptación a Carlos González Fernández y Antonio González-Adalid García-Zozaya como consejeros independientes. Carlos González fue nombrado presidente de Arthur Andersen en el año 2000 y, tras la fusión de la compañía con Deloitte, fue presidente de la misma entre 2003 y 2009. Además, fue consejero de Novagalicia Banco entre 2011 y 2013 y actualmente es miembro de los consejos de NH Hoteles, Sotogrande y Corporación Financiera Alba.

Por su parte, Antonio González-Adalid es presidente y consejero delegado de Cartera Industrial Rea, así como consejero de Europac y de Tubacex. Durante su trayectoria profesional ha sido director financiero de Enagás, el INH y Repsol, así como presidente del gestor gasista entre 2002 y 2007. Además, ha sido consejero de Repsol y de Gas Natural, Petronor y Enagás representando a la petrolera, además de consejero de Mecalux y miembro del consejo asesor de Ernst&Young.

"Tenemos los informes de los auditores y contamos con la supervisión de los reguladores. ¿Cómo vamos a ir a la liquidación?", se preguntó el vicepresidente de la entidad al inicio de la junta, quien afirmó además que el Popular ha "tocado suelo" y ahora le toca recuperarse. Higuera defendió las bondades del banco, que cuenta con un negocio de pymes con una cuota de mercado cercana al 18%, aunque ha reconocido que ha pasado por problemas "serios y heredados" que se han gestionado "mejor o peor", pero "con energía e intensidad".

El saliente

Por otra parte el hasta este lunes presidente del banco Ángel Ron, percibió 1,47 millones de euros en el ejercicio 2016 por el desempeño de sus funciones al frente de la entidad, el mismo importe que un año antes. Según consta en el informe de remuneraciones remitido por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ron abandonará además la entidad sin recibir indemnización.

El banquero santiagués percibirá una retribución fija adicional de 152.778 euros por el desempeño del cargo entre el 1 de enero de 2017 y este lunes, fecha en la que abandona la entidad. Por otro lado, el expresidente dispondrá del derecho al cobro de una pensión de jubilación por 23 millones. El banco realizó durante 2016 aportaciones a Ron por valor de 243.000 euros vinculadas a los sistemas de ahorro a largo plazo, tras lo que el directivo acumula 8,57 millones por este concepto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook