18 de febrero de 2017
18.02.2017

Grupo PSA, dispuesto a pagar hasta 1.880 millones por Opel, la mitad en "efectivo"

El director de la marca germana asegura que la fusión crea un "campeón europeo" y abre un "nuevo capítulo en su historia"

18.02.2017 | 01:29
Vista aérea de la factoría de Sochaux de la multinacional Grupo PSA, en el noroeste de Francia. // G.P.

Opel ya tiene precio: 2.000 millones de dólares (1.884 millones de euros al cambio actual). La multinacional francesa Grupo PSA estaría dispuesta a pagar esa cantidad, la mitad en efectivo y el resto asumiendo deuda de la marca germana, a General Motors (GM), según indicaron fuentes próximas a la negociación a la agencia de información económica Bloomberg. Ambos grupos podrían cerrar la operación antes del próximo jueves. El director general de Opel-Vauxhall, Karl-Thomas Neumann, bendijo ayer por primera vez en público la operación: "Es una oportunidad para crear un campeón de Europa y abrir un nuevo capítulo en nuestra historia tras 88 años con GM", aseguró el ejecutivo en una carta a sus trabajadores.

Las discusiones entre PSA y GM están "muy avanzadas" y ambos grupos se están volcando ahora en tranquilizar a los gobiernos de Alemania y Reino Unido (países con mayor dispositivo industrial de Opel) y a los sindicatos alemanes de las virtudes de la operación, que podría consolidarse antes de la celebración del próximo Salón del Automóvil de Ginebra, que arranca en dos semanas. La corporación gala pagaría unos 1.000 millones de dólares en efectivo y asumiría otro tanto en pasivo, aunque en el precio final influyen otros factores como los derechos de marca y la cesión de patentes, sobre todo en lo que respecta al coche eléctrico.

Impacto tras el "Brexit"

Una de las dudas que genera la operación es el futuro de las plantas de Opel en Reino Unido (donde opera bajo la marca Vauxhall) cuando se ejecute el "Brexit". Los sindicatos alemanes, por su parte, estarían dispuestos a negociar: "Estamos dispuestos a entablar conversaciones con PSA en el caso de una adquisición de manera abierta y constructiva y llevar esas conversaciones a una conclusión lo antes posible", indicó Wolfgang Schaefer-Klug, el principal representante laboral de Opel. "Nuestro objetivo debe ser aprovechar las oportunidades existentes para salvaguardar el empleo y las fábricas para un Opel-Vauxhall de éxito", apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook