12 de febrero de 2017
12.02.2017

El líder de la CEG irrita a la patronal de Pontevedra al barajar a David Sobral como cargo de confianza

La sectorial a la que pertenece causó baja en la CEP tras la victoria de Cebreiros -Dieter ya intentó hace un año nombrarlo tesorero

12.02.2017 | 02:27
Antón Arias. // Xoán Álvarez

En la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) la crispación está tan candente que queman hasta las propuestas no oficiales. El nuevo presidente, el coruñés Antón Arias Díaz-Eimil, quiere contar con David Sobral como tesorero o contador, según fuentes internas de la organización. Sobral es el secretario general de la Federación Galega de Parques Empresariais (Fegape), una de las sectoriales que más defendió la proclamación de Arias como patrón de la CEG. Pero esta propuesta, que no será efectiva hasta el día 20, ha contrariado a la patronal de Pontevedra. "No hay nada que decir a nivel personal, pero es una organización [por Fegape] que causó baja en la CEP y abandonó el comité directivo inmediatamente después de las elecciones", tras las que salió elegido presidente Jorge Cebreiros.

Sin que haya trascendido a quién quiere Arias para ocupar el otro cargo de confianza (son los de tesorero y contador), en Pontevedra y Ourense se opondrán a la designación de Sobral. Ahora bien, la mayoría que tiene el coruñés en el comité ejecutivo no le impedirá cubrir ambas vacantes, algo que sí padeció su predecesor, Antonio Dieter. El ourensano también propuso a Sobral para tesorero, pero nunca pudo formalizar el nombramiento. A este respecto, desde la patronal pontevedresa aseguraron que "la postura de la CEP [respecto al comité ejecutivo del día 20] se debatirá en la junta de vicepresidentes". Otras fuentes empresariales hablan ya de un "frente común" entre Pontevedra y Ourense para proponer un nombre alternativo al del secretario general de Fegape.

En cuanto al cargo de secretario general, vacante desde el despido de Fausto Santamarina, los críticos de Arias inciden en que el máximo directivo de la patronal lucense, Jaime López, "sigue interesado". "Defiende una secretaría general ejecutiva" para gestionar "con profesionalidad" el día a día de la CEG. El perfil de López para asumir esta responsabilidad no solo despierta críticas en Pontevedra y Ourense (votó a favor de Arias), sino entre sectoriales de peso como Asime, Comercio o Fontanería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook