10 de febrero de 2017
10.02.2017

Faurecia premia a su centro de asientos de Vigo por el impulso a la digitalización

El presidente del grupo francés, Yann Delabrière, respalda los avances en Industria 4.0 de la factoría con una nueva visita a las instalaciones

10.02.2017 | 02:06
Delabrière (2.i), con Salazar (3.i) y otros directos de Faurecia, en una visita a Asientos de Galicia. // FAS

El presidente del grupo francés Faurecia, Yann Delabrière, ha vuelto a visitar la planta de asientos de Vigo para interesarse por los avances en materia de digitalización e Industria 4.0 de la factoría, que ha sido elegida por la multinacional de componentes como "centro piloto" de la división de asientos para estos temas, según ha podido saber FARO. La factoría de Valadares también ha recibido recientemente el premio Avant Garde de la compañía por su "buen hacer".

Esta transformación de Asientos de Galicia no buscaba otra cosa que conseguir los asientos del próximo lanzamiento de PSA en Vigo, el proyecto V20. La fábrica de Faurecia había quedado en una situación delicada tras la pérdida en septiembre de 2015 del lote completo de asientos para la siguiente generación de furgonetas de PSA y Opel, lo que forzó una dura negociación de medidas de competitividad incluidas en el nuevo convenio colectivo (2016-2020), aprobado por una mayoría de trabajadores el pasado viernes.

Dentro de esta apuesta por la digitalización y la Industria 4.0, la planta de Valadares fue de las primeras plantas del sector de componentes en incorporar robots colaborativos (cobots), capaces de trabajar integrados en línea con los operarios, y AGV (siglas en inglés de Automated Guided Vehicle), vehículos de guiado automático, sobre todo para tareas de logística interna (reparto de piezas).

El pasado octubre, Faurecia Asientos de Galicia ya contaba con 9 de estos AGV desarrollados en Galicia para la distribución de las diferentes piezas que componen los asientos, que se guían a través de unas bandas magnéticas en el suelo y se detienen ante cualquier obstáculo, como ha podido comprobar este periódico. Estos AGV no solo transportan los componentes, sino que al llegar a la línea de montaje los colocan al alcance de la mano de los trabajadores para facilitarles el montaje.

El grupo Faurecia emplea a 103.000 personas en 34 países, en 330 plantas, incluyendo 30 centros de innovación y desarrollo. En Galicia cuenta con cuatro fábricas, dos en Vigo (asientos y escapes), una en Porriño y otra en Ourense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook