Banco Sabadell ganó el año pasado 710,4 millones, el 0,3% más que en 2015. Este avance se produjo tras haber realizaciones dotaciones extraordinarias, en parte para cubrir el impacto de las cláusulas suelo. El banco mantiene que en su caso los contratos son válidos porque sus cláusulas, asegura, se ajustan a la exigencia de transparencia de las sentencias del Supremo y del Tribunal Europeo, dijo el presidente del Sabadell, José Oliu. Aun así, la entidad está abierta a renegociar individualmente condiciones de las hipotecas "en beneficio mutuo". El banquero no prevé que el grupo tenga que llevarse la sede de Cataluña porque no ve el riesgo de que la entidad se quede fuera de la UE por una eventual independencia catalana.

El Sabadell mejoró su margen de intereses el 19,8%, hasta los 3.887,8 millones; redujo su morosidad hasta el 6,1% y mantiene una tasa de capital de calidad del 12%, 0,6 puntos más que un año antes. La entidad redujo costes recurrentes, incrementó comisiones el 5,6%, creció el 3,9% en inversión crediticia (hasta 140.557 millones de saldo) y aumentó los recursos de clientes el 5,4%, hasta los 133.456 millones.

SabadellGallego

Por otro lado, el SabadellGallego cerró el año con 23.500 nuevos clientes y un incremento de la cifra de negocio de un 8,3%. Además, la inversión aumentó un 15% interanual y lidera, por primera vez, con un 29% de cuota de mercado la financiación ICO en la comunidad.

Gracias al Plan Triple (2014-2016) la entidad aumentó en Galicia su negocio en 3.337 millones en los tres últimos años, alcanzando los 6.036 millones de euros.