Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria de automoción

El hallazgo de un gran nacimiento de litio en el Norte de Portugal refuerza su candidatura a la fábrica de Tesla

Una minera australiana halla un gran yacimiento a pocos kilómetros de la frontera gallega y prevé explotarlo en 2019 - Este mineral, clave para las baterías de los coches eléctricos

El norte de Portugal tiene un argumento más a su favor en la batalla por atraer la gigafactoría que la estadounidense Tesla Motors planea construir en Europa: el litio. Este codiciado metal, que se extrae de diferentes minerales, es la piedra angular de las nuevas generaciones de baterías de iones de litio, las de mayor capacidad de almacenamiento de energía eléctrica, y resulta que el norte del país, cerca de la frontera con Galicia, cuenta con una de las mayores reservas de litio de Europa. Lo anunció recientemente la compañía minera australiana Dakota Minerals Ltd, que ha hallado un gran yacimiento a apenas unos 15-20 kilómetros de la frontera con la provincia de Ourense, en el distrito luso de Barroso-Alvão, cuya explotación comercial prevé iniciar en 2019 coincidiendo con la puesta en marcha de varias fábricas de baterías para coches eléctricos en construcción en Europa.

Los lobbies empresariales lusos e incluso el Gobierno creen que la existencia de grandes reservas de litio en Portugal es una baza importante a su favor, al igual que el número de horas de sol que ofrece el país (si Tesla Motors desea replicar finalmente su gigafactoría de Sparks, en Nevada, cuyo tejado es una gran central fotovoltaica para alimentar las baterías de sus modelos eléctricos premium), sus incentivos fiscales a las nuevas inversiones, los terrenos y salarios low-cost y su apuesta decidida por los coches eléctricos, como ya avanzó este periódico. Portugal es el sexto mayor productor mundial de litio con una mina operativa cerca de Mangualde (Felmica), donde se ubica la planta satélite del centro de Vigo de la multinacional automovilística francesa Grupo PSA, aunque en este caso el mineral extraído se utiliza íntegramente para la industria cerámica.

El hallazgo de Dakota Minerals Ltd puede cambiarlo todo. La minera australiana iniciará en el segundo trimestre de 2017 la segunda fase de prospección del yacimiento descubierto en la zona de Barroso-Alvão, y sus planes pasan por iniciar la comercialización del producto final a las fábricas de baterías eléctricas ya existentes o en construcción en Europa (Samsung SDI en Hungría, LG en Polonia, etc.), con independencia de lo que suceda con la gigafactoría de Tesla. El proyecto Sepeda (Barroso-Alvão) es una de las tres zonas con elevado potencial para la extracción de litio que Dakota Minerals Ltd ha identificado en el norte de Portugal; las otras dos son Serra de Arga, en el Distrito de Viana do Castelo, y Almendra-Barca de Alva, en la frontera con la provincia de Salamanca, según informó la propia empresa. "Este descubrimiento está localizado en un país incluido en el top ten mundial del Fraser Institute (que elabora un ranking de países más atractivos para la explotación minera), dotado de infraestructuras que lo conectan con otros países europeos", argumentó.

El secretario de Estado da Energia de Portugal, Jorge Seguro Sanches, reconoció hace unos días que Lisboa estudia el "potencial" del litio con la vista puesta en Tesla. "El potencial es enorme, pero el Gobierno no quiere entrar en ningún tipo de euforia", aseguró en declaraciones a DN/Dinheiro Vivo. Sanches apuntó que el litio es la "gasolina del futuro" y que Portugal tiene que prepararse para ese "desafío", por lo que se ha creado un grupo de trabajo coordinado por la subdirectora general de la Direção-Geral de Energia e Geologia del país y que cuenta con representantes del Laboratório Nacional de Energia e Geologia y la EDM (Empresa de Desenvolvimento Mineiro e da Associação Portuguesa dos Industriais de Mármores e Granitos).

Haz clic para ampliar el gráfico

Holanda dobla su apuesta por la multinacional americana y Francia ofrece terrenos en Alsacia

  • Tesla Motors levanta países por toda Europa. Pese a que la nueva compañía estrella de Palo Alto (California) no iniciará la búsqueda de localización para su futura gigafactoría europea hasta el próximo año, muchos son los países que ya han tomado posiciones y contactado con la corporación que pilota Elon Musk para ofrecerse, como Portugal, España, Holanda, Francia, Alemania y algunos estados de Europa del Este, como avanzó FARO.En Holanda, donde la firma ya cuenta con un centro de ensamblaje en Tilburg (las distintas piezas de los coches se envían desde EE UU para su montaje final), el Gobierno anunció que redoblará esfuerzos para atraer esta nueva inversión. "Esta nueva inversión reforzaría al sector del automóvil en la provincia de Brabante y en otras áreas de los Países Bajos", explicó hace unos días el ministro holandés de Economía, Henk Kamp, en respuesta a una pregunta realizada por el Partido Socialdemócrata de los Trabajadores.En Francia, por su parte, la ministra socialista de Energía, Ségolène Royal, manifestó su interés por el proyecto de Tesla y sugirió que la gigafactoría europea del fabricante estadounidense coches eléctricos podría ubicarse en las instalaciones de una antigua central nuclear en el departamento de Alsacia, una región estratégica muy próxima a Alemania y a Suiza, y confirmó que desde el Elíseo ya se ha solicitado un encuentro con Tesla para abordar las posibilidades del proyecto.

Compartir el artículo

stats