Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversión norteamericana

El fondo Carlyle quiere comprar la gallega Cupa, líder en pizarra

La puja del "gigante" norteamericano, con activos de 32.000 millones, incluye el 20% de Abanca en el capital

La sede del Santander en Madrid es una de las obras del grupo. // Cupa

El monstruoso fondo de inversión norteamericano Carlyle Groupmonstruoso quiere comprar el 100% de la compañía ourensana Cupa Group (Cupire Padesa), líder mundial en pizarra natural y referente en el sector de la piedra, según pudo contrastar FARO en fuentes conocedoras de las negociaciones. La junta de accionistas se reunirá en sesión ordinaria el 24 de junio en la sede de Sobradelo de Valdeorras, donde cada uno de los socios deberá manifestar si está dispuesto o no a desprenderse de su parte. Si acceden, Carlyle iniciará todo el proceso de análisis financiero que permita ejecutar la operación para tomar la totalidad de lo que los expertos llaman "el Inditex de la piedra". Cupa Group cerró 2014 con un volumen de facturación de 402 millones de euros, un 30% más que el año anterior, y aspiraba a cerrar 2015 con cerca de 430 millones en ventas.

En tanto los accionistas no han ratificado formalmente su disposición a vender todavía no se ha realizado una due diligence, aunque el fondo de private equity (inversiones con alto potencial de crecimiento) sí ha analizado la compañía. El elevado inmovilizado de Cupa -tiene más de una veintena de canteras propias, que son concesiones administrativas-, su elevado grado de internacionalización y el flujo de caja constante son los tres puntos que han suscitado el interés de Carlyle Group. Desde el entorno de la compañía aseguran que el fondo norteamericano se fijó en Cupa por el 20% que tiene Abanca en el capital, y del que se quiere deshacer. Otras aseguran que el banco no ha sido proactivo en esta operación, pero que está más que dispuesto a aceptar la oferta. En la entidad se limitaron a decir, a preguntas de este periódico, que no hablan de operaciones de participadas hasta que éstas "no se producen".

Los analistas consultados por FARO dan por hecho que el proceso saldrá adelante. "Abanca siempre ha manifestado que no comulga con el modelo de participadas, y no hay un núcleo accionarial unido", y anticipan además "un desembolso millonario". Los private equity apuestan fuerte normalmente, con inversiones superiores a los cien millones, a diferencia de desembolsos más modestos como los de las venture capital o las gestoras de capital riesgo. Con un Ebitda de 41 millones en 2014, las ofertas superan en estos casos este indicador multiplicado por cinco (y hasta diez). Con toda la cautela, los expertos hablan de una cantidad superior a los 250 millones de euros. Carlyle Group quiere una respuesta cuanto antes de los accionistas de Cupa para ponerse a trabajar sobre el terreno con un equipo propio de auditoría financiera, legal y económica, presumiblemente.

No solo el resultado anticipa una gran cantidad -una de las más grandes en la historia empresarial gallega y destacada, seguro, en los últimos años-, sino que las dimensiones de Cupa Group despejan cualquier duda. Según el resumen de su página web, la compañía fundada en 1968 (aunque sus orígenes se remontan a 1892 con la cantera Solana de Forcadas, en León) tiene más de 2.100 trabajadores, casi una treintena de plantas transformadoras, 65 empresas con filiales en nueve países, delegaciones en una decena de países, 33 centros de distribución y con penetración en setenta países. Una de cada tres pizarras que visten los tejados de todo el mundo sale de una cantera y planta transformadora de Cupa. Esta es su principal línea de negocio (Cupa Pizarras), un protagonismo que trata de compartir Cupa Stone.

Compartir el artículo

stats